Pars 1: Liber de ortu et obitu Patriarcharum

351 31 2MB

Latin Pages [199] Year 1996

Report DMCA / Copyright

DOWNLOAD FILE

Polecaj historie

Pars 1: Liber de ortu et obitu Patriarcharum

Citation preview

CORPVS CHRISTIANORVM Series Latina

cvni E

SCRIPTORES CELTIGENAE CVRA CONS1LII AB

ACADEMIA REGIA HIBERNIAE ET

ASSOCIATIONE BÍBLICA HIBERNIAE ELECTI

Pars I

TVRNHOLTI TYPOGRAPHI BREPOLS EDITORES PONTIF1CII MCMXCVI

LIBER DE ORTV ET OBITV PATRIARCHARVM QVEM EDIDIT

J. CARRACEDO FRAGA

TVRNHOLTI TYPOGRAPHI BREPOLS EDITOIŒS PONTIFICH MCMXCVI

Groua BR

to v. ID^Èr

svmptibvs svppeditante Svpremo Belgarvm Magistratv pvblicae institvtioni atqve Optimis Artibvs Praeposito EDITVM

This book has been printed on paper according to the prevailing ISO-NORMS. © Brepob 1996 All rights reserved. No part of this publication may be reproduced, stored in a retrieval system, or transmitted, in any form or by any means, electronic, mechanical, photocopying, recording, or otherwise, without the prior permission of the publisher.

SCRIPTORES CELTIGENAE A Note on the Sub-Series It has long been realized that the Scriptures were the chief ob ject of study in the monastic schools of early Christian Ireland; but within the last fifty years the case has been made, principally and initially by the late Professor Bernhard Bischoff, for regarding these learned circles as particularly prolific in producing exegetical, homiletic and theological works of their own. Many of the Latin-language texts in question survive in manuscripts of which scholars had long been aware, but a Hibernian origin for them had not been mooted because the extant codices were located abroad and did not bear obvious signs, such as insular palaeographical features, to suggest their pedigree. Bischoff's thesis, and the list of 'Irish symptoms' which he proposed as diagnostic for texts emanating from Hibernian circles at home and on the Continent, have become widely but not universally accepted since they were first published (as 'Wende punkte in der Geschichte der lateinischen Exegese im Frühmittel alter') in Sacris Erudiri 6 (1954). However, many of the texts con cerned, as well as related ones, have remained unprinted; and it has become clear that only by publishing them can the issue of their origins and interconnections be clarified. Apart from this, these works constitute primary evidence for the period in Latin theological history about which we know least, and thus have an intrinsic scholarly value of their own. Furthermore, they are of im portance in other fields of study. For example, the Royal Irish Academy has for many years been undertaking a multi-faceted Dictionary of Medieval Latin from Celtic Sources (DMLCS) project; this project is founded upon a full-text database of the material involved (now being published by Brepols in a series of electro nic editions under the title An Archive of Celtic-Latin Literature), and the database will have considerable lacunae in it until editions of the exegetical material have become available for entering therein. It was in such a context, and to try to meet needs such as these, that what is now appearing as the Scriptores Celtigenae sub-series of the Corpus Christianorum was conceived. The first moves were made in the early 1980s when Revd Professor Martin McNamara of the Irish Biblical Association made contact with the DMLCS Edito rial Board and suggested a joint publishing venture, and when a series of meetings between representatives of the two bodies re sulted in a form of cooperation designed to avoid any duplication of effort. A corpus of some twenty-six key texts, which all concer ned were keenly interested in seeing edited, was identified; and in 1986 the Council of the Royal Irish Academy established a Joint Editorial Committee to oversee and coordinate the activities of a

6*

SCRIPTORES CELTIGENAE

worldwide team of editors, several of whom had already started work. In 1987 Brepols joined the venture as a third, and most welcome, partner, it having become apparent that the texts being dealt with would fit appropriately into the renowned Corpus Christianorum. The management structure for the sub-series remained substantial ly unaltered, although the Committee consolidated the expertise available to it by appointing a voluntary international Authentica ting Panel of scholars who would be equipped to assess the va rious draft editions as they were submitted. This panel remaining anonymous, the present Note is perhaps a suitable place to ex press the venture's debt to its members and the Committee's gra titude for their assistance. Since that time, and largely thanks to the facilitation accorded to the venture at every stage by Brepols through their representa tive Roel Vander Plaetse, the Committee has seen the various edi tions steadily approaching completion. As befits medieval works that are increasingly seen to be related, collaboration between their editors has been encouraged at all times; it culminated in a highly successful International Conference on Early Irish Exegesis and Homiletics held at Maynooth in 1993, at which a common ethos behind the various texts could be discerned. This encouraged Bre pols to undertake publication of the Conference Proceedings, and gave them and the Committee the confidence to name the subseries Scriptores Celtigenae; only further study resulting from (ra ther than antecedent to) the appearance of its volumes will be able to indicate how appropriate a unifying title that has been. Finally, the other Committee members would like to pay tribute to the role one of their number, Martin McNamara, has played in bringing the sub-series into being: without his vision, enthusiasm and encouragement, the venture would neither have begun nor borne fruit. As it is, Scriptores Celtigenae (whether its name even tually proves to have been suitable or not) can perhaps be seen as an appropriate continuation of the inspiring labours of the late Revd Professor Robert McNally, whose volumes of Scriptores Hiberniae Minores have provided a pattern to follow within the Corpus Christianorum, and whose unpublished work provided a starting point for many of the editors in the present sub-series.

The following have served on the Committee Professor L. De Coninck — Dr A. Harvey {Secretary) — Dr D. Howlett — Professor M. Lapidge — Professor P. Mac Cana, M. R.I. A. — Revd Professor M. McNamara, M.R.I. A. — Dr D. Ó Cróinín, M.R.I.A. — T. O'Loughlin — Professor M. Richter — Professor A.B. Scott, M.R.I.A — The late Professor M. Sheehy

VXORI FILIAEQVE

I. - EL PROBLEMA DE AUTORIA Y DE ÉPOCA Y ORIGEN DEL TRATADO Hace ya casi dos siglos que Faustino Arévalo publicó en su monumental edición de la obra completa de Isidoro el texto acéfalo del Liber de ortu et obitu patriarcharum (en adelante, DOOP2) que había encontrado en el manuscrito Reg. lat. I99 de la Biblioteca Apostólica Vaticana1; el insigne jesuita lo incluye en los apéndices entre las obras dudosas o no auténticas del obispo hispalense, porque entendía que era una simple versión interpolada del cuasi-homónimo tratado original del obispo hispalense, De ortu et obitu Patrum (en adelante, DOOP1)2. Considerado desde entonces revisión espuria del opúsculo isidoriano, muy poco interés suscitó DOOP2 entre los estudiosos3. Fue el profesor Robert McNally quien, después de haber estudiado el también pseudoisidoriano Liber de numeris y haberlo definido como un producto de la exégesis hi

' F. Arévalo, Sancti Isidori Hispalensis episcopi. . . opera omnia, t. VII, Roma 1803, pp. 374-397 (reimpr. en PL 83, 1275-1294); cf. ibidem, t. I: Isidoriana, Roma 1797, p. 5°9. ' Recientemente editado por C. Chaparro Gómez, Isidoras Hispalensis. De ortu et obitu Patrum, Paris 1985. Después de la edición de Arévalo todavía en alguna ocasión llegó a confundirse DOOP2 con DOOP1; así J.B. Pitra, Spicilegium Solesmense 3, Paris 1855, p. 417, edita a partir del manuscrito Colmar )g un fragmento del capítulo 42 de DOOP2 bajo el título: S. Isidorus Hispalensis. De laudibus Saluatoris, fragmentum ineditum e libro De ortu et obitu Patrum. ' Como recensio longior de DOOP1 se reseña DOOP2 en los siguientes catálo gos: BHL 6545, 6545b, 6456, 6457 y 6457dl F. Stegmüller, Repertorium Biblicum Ale da Aevii, t. 3, Madrid 1951, n° 5170, p. 474, y t. 9, Madrid 1977, p. 265; М.C. Díaz y DIaz, Index Scriptorum Latinorum Medii Aevi Hispanorum, Salamanca 1958, p. 29, nota 29; E. Df.kkers, Clauis Patrum Latinorum, Steenbrugge 1995', n° 1191", pp. 401402; J. Machielsen, Clauis Patrística Pseudepigraphorum Medii Aeui. II A: Theologica. Exegetica, Turnhout 1994, n"s 2б5бc-е, pp. 600-601. Conviene advertir que los distintos números dedicados a DOOP2 en BHL recogen sólo peculiaridades pro pias de los manuscritos o de las ediciones del opúsculo: el n° 6545 corresponde a la edición de Arévalo, transcripción del texto mutilo (comienza en el capítulo so bre Abrahán) del manuscrito vaticano; el n" 6545b da noticia del texto transmitido en nuestro manuscrito K, el cual por pérdida de dos folios iniciales comienza ex abrupto en el capítulo sobre Melquisedec; en el n° 6546 se describe la obra com pleta, tal como se lee en la edición Princeps; el n° 6547 informa de las ediciones de Olivier y Hostingue, las cuales añaden al final un capítulo sobre San Martín; y bajo el n° 6547d se reseña el texto transmitido en nuestro códice B, que comienza con el prólogo de DOOP1 y termina en el añadido del capítulo sobre San Pablo eremita.

ю*

INTRODUCCION

berno-latina de la Alta Edad Media4, apreció que había en tre aquél y DOOP2 una estrecha relación en transmisión manuscrita, en contenido y en estilo y técnica compositiva, y concluyó que ambos tratados eran obras hermanas5. El cercano parentesco con el De numeris6 es, pues, el primer argumento que nos induce a suponer que DOOP2 fue también compuesto por un autor irlandés o por un au tor que estaba formado y trabajaba en un centro irlandés o bajo influencia cultural irlandesa. Pero hay otros indicios que permiten corroborar la suposición anterior7. Uno de esos indicios viene dado por la propia tradición textual de la obra. Tal como pretendemos demostrar en el tercer apartado de esta introducción, la transmisión de DOOP2 se produce a través de dos familias de manuscri tos, localizadas en su primer momento en regiones y en centros del Continente marcados por la presencia de Scoti peregrini: la región de Baviera con los escritorios de Mondsee o de Freising, y la región del alto Rhin represen tada probablemente por la abadía de Murbach. Ambas fa milias remontan a un arquetipo copiado por una mano ir landesa o fuertemente influida por el sistema de escritura irlandés. En segundo lugar, ayudan a definir el ambiente cultural en que nace DOOP2 los paralelos de estilo y contenido que se pueden establecer, además de con el De numeris, con otras obras más o menos contemporáneas, para las 4 R.E. McNally, Der irische Liber de numeris: Eine Quellenanalyse des pseudoisidorischen Liber de numeris, Diss., München 1957; véanse especialmente pp. 150156. 5 R.E. McNally, The Bible in the Early Middle Ages, Westminster, Maryl. 1959 (reimpr. Atlanta, GA 1987), n° 23, p. 92; Idem, -Isidoriana-, ThS 20 (1959), p. 436; Idem, -Isidorian Pseudoepigrapha in the Early Middle Ages-, en Isidoriana, ed. M.C Diaz y Díaz, León 1961, pp. 315-316; Idem, -Christus in the Pseudo-Isidorian Liber de ortu et obitu patriarcharum-, Traditio 21 (1965), pp. 168-169. Como obra exegética hiberno-latina reseñan DOOP2: M. Lapidge - R. Sharpe, A Bibliography of CelticLatin Literature 400-1200, Dublin 1985, n° 780, p. 209; y J. F. Kelly, -A Catalogue of Early Medieval Hiberno-Latin Biblical Comentaries. I-, Traditio 44 (1988), n° 4, p. 546. 6 Baste ver los numerosos paralelos de contenido entre DOOP2 y el De nume ris que se señalan en el aparato de fuentes de la presente edición. 7 Repito aquí brevemente los argumentos expuestos más pormenorizadamente en mi trabajo -Irish elements in the Pseudo-Isidorian Liber de ortu et obitu patriar charum (L&S 780)-, presentado en la Conference on Early Irish Exegesis and Homiletics, Maynooth 1993.

I. AUTORIA, ÉPOCA Y ORIGEN

и*

que se ha establecido su origen irlandés o en círculos ir landeses. En el aparato de fuentes que acompaña al texto editado incluimos las referencias concretas a esos lugares paralelos; baste ahora comentar algunos casos esclarecedores. En el capítulo 48.1, 14/15 de DOOP2 se define al apóstol y evangelista Juan como un río de aceite: Iohannis in mysteriis euangelii olei fluuius. Detrás de tal definición están dos interpretaciones alegóricas: la que identificaba a cada uno de los cuatro evangelistas con cada uno de los cuatro ríos del paraíso, y la que asociaba un líquido básico (miel, leche, vino y aceite) con cada uno de los cuatro evange listas. Ambas interpretaciones aparecen con frecuencia en textos exegéticos irlandeses8, pero sobre todo la segunda parece ser característica de la exégesis hibérnica. Puede leerse en la Expositio quattuor euangeliorum falsamente atribuida a Jerónimo9 (PL 30, 534B), en Pseudo-Beda, Collectanea1° (PL 94, 551C), en el Commentarius in Matthaeum conservado en el manuscrito de Viena, National bibliothek, lat. Ç4011 (f. i4rv), en la extensa obra compila toria conocida como Das Bibelwerk™ (MS. Paris BN lat. Щ61, ff. 132rb-132va), y en el pseusoisidoriano Liber de numeris (IV, 19)13. Peculiar de la exégesis irlandesa parece ser igualmente la expresión furtum laudabile con que en el capítulo 59.2, 11 de DOOP2 se describe el evangelio de Marcos. Se utiliza

8 Cf. R.E. McNally, -The Evangelists in the Hiberno-Latin Tradition-, en Festchrift Bernhard Bischoff zu seinem 6$. Geburtstag, edd. J. Autenreich - F. Brunhölzl, Stuttgart 1971, pp. 111-122, especialmente pp. 116-117. 9 Cf. В. Bischoff, -Wendepunkte in der Geschichte der lateinischen Exegese im Frühmittelalter-, en sus Mittelalterliche Studien, I, Stuttgart 1966, n° 11A, pp. 240241; M. Lapidge - R. Sharpe, A Bibliography. .., n" 341, pp. 97-98; J. F. Kelly, -A Ca talogue... II-, Traditio 45 (1989-1990), n"s 56A-C, pp. 397-400. ■° Cf. M. Lapidge - R. Sharpe, A Bibliography..., n" 1257, p. 303; J.F. Kelly, -A Catalogue... I-, n° 2, p. 545. " Cf. B. Bischoff, -Wendepunkte. . .-, n" 17 I, pp. 245-247; M. Lapidge - R. Sharpe, A Bibliography. . ., n° 772, pp. 207-208; J.F. Kelly, -A Catalogue. . . II-, n° 77, pp. 409410. Una edición del comentario está siendo preparada por el Dr. A. Forte, al que tengo que agradecer que me haya facilitado un avance de su trabajo. " Cf. В. Bischoff, -Wendepunkte...-, n"s 1A-1C, pp. 231-236; M. Lapidge - R. Sharpe, A Bibliography..., n" 762, p. 205; J.F. Kelly, -A Catalogue... I-, n"s 15A-15C, рp. 552-553. " Cf. R.E. McNally, Der irische Liber de numeris. .., p. 79.

12*

INTRODUCCION

la misma expresión en el opúsculo hiberno-latino Praefacio secundum Marcum '4, y de una fuente irlandesa debió de copiada el anónimo compilador del Martirologio es crito en inglés antiguo en el siglo IX". Al opúsculo De locis sanctis escrito por el noveno abad irlandés del monasterio de lona, Adamnan (t 704), hay que remontar muy probablemente la precisión con que nues tro autor indica la posición en que fue enterrado el cuerpo de Adán: pedes ad austrum habens uersos (cap. 1, 5). Tan puntual información se lee allí a propósito de la descrip ción de la sepultura de los cuatro patriarcas en Hebrón (II, 9/10):

Ab orientali uero plaga eiusdem Chebron ager ille occurrit speluncae duplicis ... In huius agelli ualle sanctus ille Arculfus locum sepulchrorum Arbe uisitauit, hoc est .iiii. patriarcharum, Abraham, Isaac, Iacob et Adam primi hominis; quorum plantae non sicut in aliis orbis regionibus ad orientem humatorum conuerti mo rís est sed ad meridiem uersae, et capita contra septentrionalem plagam conuersa16. En la utilización de literatura apócrifa encontramos un nuevo argumento. El interés por el detalle literal y por la minucia curiosa pasa por ser el motivador del uso abun dante que entre los exégetas irlandeses se hizo siempre de la literatura apócrifa. En DOOP2 se refleja, como más ade lante comentaremos, la lectura de una buena cantidad de textos apócrifos; entre ellos nos interesa ahora una latina Vita Adae distinta de las conservadas hoy y, según todos los indicios, conocida durante la Edad Media en el Occi dente europeo sólo en ambientes culturales irlandeses. A esa Vita pudo deberse la noticia, contenida también en el '4 Ed. RE. McNally, CCSL 108B, p. 220. Cf. B. Bischoff, .Wendepunkte...., n" 28, pp. 258-259; M. Lapidge - R. Sharpe, A Bibliography. . ., n° 775, p. 208; J.F. Kelly, -A Catalogue. . . II-, n" 90, p. 417. '5 Cf. JE. Cross, -The Influence of Irish Texts and Traditions on the Old English Martyrology-, PRIA 81 C (1981), pp. 188-189. '6 CCSL 175, p. 209. De la tradición exegética irlandesa parece haber tomado también la misma peculiar información el compilador del mencionado martirolo gio en antiguo inglés; cf. JE. Cross, -The Influence of Irish Texts...-, p. 182.

I. AUTORÍA, ÉPOCA Y ORIGEN

13*

primer capítulo de DOOP2, de que el cuerpo de Adán fue arrastrado por las aguas torrenciales del diluvio desde su primigenio lugar de enterramiento en Hebrón hasta el lu gar del Calvario. La misma noticia se conserva igualmente en algunos textos medievales irlandeses en lengua verná cula, tales como la obra poética Saltair na Rann o la com pilación histórica Lebor Gabála Érenn '7. Otros pequeños detalles presentes en DOOP2 y frecuen tes en tratados exegéticos irlandeses de la Alta Edad Media18 pueden ser interpretados asimismo como síntomas del origen en ambiente irlandés de nuestro opúsculo: el interés por ofrecer la genealogía lo más completa posible de cada personaje19, el gusto por indicar el primer perso naje que hizo algo o la primera vez que se produjo algo dentro de la historia bíblico-cristiana2°, la afición por el adorno erudito de la etimología y de las tres linguae sacrae", o simplemente el hecho de ofrecer para el após tol sustituto de Judas Escariote dos variantes de su nom bre, Mathias uel Madian, la segunda de las cuales aparece con frecuencia en textos irlandeses22. Supuesta la formación irlandesa del autor de DOOP2, ta rea difícil es determinar el lugar concreto donde debemos situar el centro de trabajo de aquél; contamos casi exclu sivamente con los datos que pueda aportar la tradición textual. La localización en los primeros años de vida de la '7 Cf. J. Carracedo Fraga, -Notas sobre apócrifos en la Europa altomedieval: el tratado pseudoisidoriano De ortu et obitu patriarcharum-, Euphrosyne 21 (1993), pp. 145-147; Idem, -Irish elements...-. '* Cf. В. Bischoff, -Wendepunkte...-, pp. 205-273. " Llama la atención, por ejemplo, el interés por aclarar la discordancia entre el evangelio de Mateo y el de Lucas sobre la genealogía de José (cap. 40.2, 9/28) o por aclarar las relaciones de parentesco entre distintos personajes del Nuevo Tes tamento (capp. 40.1, 3/8; 5i.1, 1/5; 54.1, 5/11; 55, 2/3). Sorprende igualmente la ex traña genealogía que se establece para el protomártir San Esteban (cap. 64.1, 2/4), debida probablemente a una lectura demasiado literal del relato de la Inuentio sanctae cruris incluido en la primera parte de la Passio ludae Cyriaci. "° Adam homo primus (cap. 1, 1); Abel . . martyrprimus (cap. 2, 1/2); Noe. . . pri mus post diluuium altare construxit (cap. 5, 3), etc. Cf. Ch.D. Wright, -Apocryphal Lore and Insular Tradition in St. Gall Stiftsbibliothek MS 908-, en Irland und die Christenheit, edd. P. Nf Chatháin - M. Richter, Stuttgart 1987, pp. 124-125 y nota 9. " Cf. R.E. McNally, -The "Tres Linguae Sacrae" in Early Irish Biblical Exegesis-, TbS 19 (1958), pp. 395-403. " Cf. M. Frost, -A Prayer Book from St. Emmeran, Ratisbon-, JThS 30 (1929), рp. 33, 35 У nota "i", p. 43.

H*

INTRODUCCION

obra de una de las dos familias de transmisión en la re gión de Baviera y de la otra en la región del lago Cons tanza nos lleva a suponer que también hay que situar el origen de DOOP2 en alguno de los varios centros de in fluencia irlandesa de cualquiera de esas dos áreas geográ ficas. El hecho de que la familia localizada en torno al lago Constanza transmite un texto de DOOP2 contaminado, mientras que el grupo de códices originario de la zona de Baviera transmite el texto en su estado más puro y origi nal, quizá puede ser interpretado como un sutil indicio de que esta última familia está más cerca del lugar de redac ción del opúsculo. Pero antes de hacer más consideracio nes sobre el lugar de origen, veamos qué se puede con cluir sobre el momento de redacción de DOOP2. No es menos difícil aclarar esta cuestión; los únicos da tos concretos de que disponemos son un terminus post quem definido por la fecha de redacción de DOOP1, utili zado por nuestro autor como uno de sus modelos, y un terminus ante quem dado por el año de escritura del co dex antiquior K; es decir, estamos situados en el amplio espacio de tiempo comprendido entre los primeros años del siglo VIP3 y, aproximadamente, el año 790. Es la íntima relación de DOOP2 con el De numeris'4 la que puede ayudar a delimitar un poco más la fecha que buscamos. En este tratado se incluyen amplios extractos literales del Libellus de conflictu uitiorum atque uirtutum escrito por Ambrosio Autperto hacia el año 777 г\ lo cual

4 DOOPr pasa por ser una de las primeras producciones literarias de Isidoro y hay que situarlo, por lo tanto, en torno al año éoo; cf. J.A. de Aldama, -Indicacio nes sobre la cronología de las obras de S. Isidoro-, en Miscellanea Isidoriana, Roma 1936, pp. 76-77 y 87-88; ed. С Chaparro Gómez, p. 91. A mediados del siglo VII ya estaban en centros monásticos irlandeses algunas de las obras del obispo hispalense; cf. В. Bischoff, -Die europaische Verbreitung der Werke Isidors von Sevilla-, en sus Mittelalterliche Studien, I, Stuttgart 1966, pp. 180-187; M.W. Herren, -On the Earliest Irish Acquaintance with Isidore of Seville-, en Visigothic Spain. New Approaches, ed. E. James, Oxford-New York 1980, pp. 243-250; J.N. Hillgarth, Visigothic Spain, Byzantium and the Irish, London 1985, passim. '4 Creo, de acuerdo con el profesor McNally y sin entrar ahora en argumenta ciones más pormenorizadas, que el De numeris es obra del mismo autor que DOOP2 o, al menos, de un autor con una formación muy semejante que trabaja en el mismo centro y en el mismo momento. '5 Ed. R. Weber, CCCM 27B, Turnhout 1979, pp. 907-931; cf. ibidem, pp. 876-879.

I. AUTORÍA, ÉPOCA Y ORIGEN

15*

permite situar el acabado del De numeris alrededor del año 780 z6. Cerca de ese mismo año se ha de fijar la com posición de DOOP2. Volvamos ahora al problema del lugar. El De conflictu está dedicado al primer abad del monasterio bávaro de Benediktbeuren (fundado ca. 740), de nombre Lantfredo; este hecho, reforzado por la tan temprana utilización del tratado en el De numeris, es utilizado por McNally como un argumento más a favor de la ubicación del autor del De numeris en la zona de Baviera27; procediendo en conse cuencia, el argumento sirve para nuestro caso. Entre los posibles candidatos, Salzburgo y su entorno más inme diato se erigen como el lugar más probable de nacimiento de DOOP2: allí se escribe nuestro importante manuscrito de Orléans; allí se concentra a finales del siglo VIII una vi gorosa actividad monástica y misionera irlandesa, una de cuyas cabezas visibles es el irlandés Virgilio, abad del mo nasterio de San Pedro y a la vez obispo (767-784) de la sede epicopal de Salzburgo'8; allí se desarrolla a finales del si glo VIII una gran actividad cultural29, fruto de la cual son probablemente también algunas obras con paralelos con DOOP2, como el Commentarius in Matthaeum conser vado en el manuscrito Wien 940 o los Commentarius in Lucam y Commentarius in Iohannem transmitidos en el códice Wien 997го. La rama de transmisión que situamos en los alrededores del lago Constanza y cuyo representante más significativo es el manuscrito antiquior de Murbach, Colmar 39, exhibe una larga interpolación sobre el misterio de la Trinidad y sobre la naturaleza divina y humana de Cristo en el

'6 Vid. R.E. McNally, Der irische Liber de numeris. .., pp. 155-156. '7 Ibidem, pp. 152 y 155-156. '8 Entre la numerosa bibliografía existente pueden verse, por ejemplo, los di versos trabajos recogidos en H. Dopsch - R. Juffinger (edd.), Virgil von Salzburg, Missionar und Gelehrter. Beiträge des Internationalen Symposiums 21.-24. Septem ber 1984 in der Salzburger Residenz, Salzburg 1985. '9 Cf. H. Löwe, -Salzburg als Zentrum literarischen Schaffens im 8. Jahrhundert-, MGSLK 115 (1975), pp. 99-143. '° Editados los dos últimos por J. F. Kelly, CCSL 108C, Turnhout 1974.

16*

INTRODUCCIÓN

capítulo 42.3-11, 39/244 '' y la adición al final de DOOP2 de un capítulo dedicado al anacoreta Pablo de Tebas (65.1-4). Tenemos que suponer que tales añadidos fueron incorpo rados a DOOP2 pocos años después de la redacción de éste en algún centro situado en el camino de difusión del opúsculo hacia la región del alto Rhin y relacionado con el movimiento de los monjes irlandeses por el Continente. Quizá ese centro debemos buscarlo no muy lejos de la abadía de Murbach, donde en el siglo VIII había un espe cial interés por el credo falsamente atribuido a Atanasio '', cuyo texto en su versión más completa es insertado lite ralmente y casi en su totalidad por el interpolador en el capítulo 42 de DOOP2.

3' Cf. G. MoriN, -Textes inédits relatifs au symbole et à la vie chrétienne-, RB n (1905), pp. 507-509; R.E. McNally, -Christus. . .-, pp. 167-183. Véase además R.E. McNally, Der irische Liber de numeris. . . , pp. 178-188, a propósito de los additamenta que también se incluyen en el De numeris en la misma rama de transmisión. ,' Cf. A.E. Burn, The Athanasian Creed and its Early Commentaries, Cambridge 1892, pp. xii, xxiv-xxxiii y lxii-lxxi.

II. - EL TRATADO: CONTENIDO Y FUENTES Continuando una tradición representada por el propio De ortu genuino de Isidoro de Sevilla, el autor de DOOP2 escribe un opúsculo biográfico-exegético sobre los más importantes personajes del Antiguo y del Nuevo Testa mento en el cual pretende ofrecer, a modo de manual bá sico de introducción a la exégesis bíblica, los principales datos biográficos de cada una de las figuras de las Sagra das Escrituras que se tratan: nombre, genealogía y lugar de nacimiento, rango (propheta, rex, apostolus, euangelista . . .), cualidades, obras y hazañas, muerte y sepultura". El carácter mismo del tratado motiva que DOOP2 sea ante todo una obra compilatoria; el autor reúne, las más de las veces copiando literalmente, la información que las fuentes a su alcance le ofrecen sobre los datos necesarios para completar la noticia de cada personaje. La Sagrada Escritura es la fuente principal y prioritaria; cuando el autor encuentra allí información para redactar los distintos apartados de cada capítulo, la antepone a cualquier otra fuente. Ello provoca que DOOP2 esté pla gado de léxico y fraseología netamente bíblicos, mucho más en los capítulos referidos a figuras del Antiguo Testa mento, toda vez que en esa parte de la Biblia las noticias históricas y biográficas son mucho más abundantes que en el Nuevo Testamento. Como caso representativo podemos mencionar los capítulos dedicados a los profetas; en ellos se ofrece una amplia reseña de los hechos y de las profe cías que pueden leerse en los respectivos libros bíblicos, para lo cual se calcan vocabulario, frases y expresiones del relato profético. Además de la Biblia, son varios los autores patrísticos cuya obra tiene a su disposición el escritor de DOOP2 para redactar cumplidamente su obra. Entre ellos no podemos dejar de referirnos en primer lugar a Isidoro de Sevilla. Pa rece indudable que nuestro autor conoce y utiliza el casi

" Cf. C. Chaparro Gómez (ed.), Isidorus Hispalensis. De ortu. .., pp. 45-46; Idem, -Notas sobre el De ortu et obitu Patrum seudoisidoriano-, en Los Visigodos. Histo ria y Civilización, Murcia 1986, pp. 399-400.

18*

INTRODUCCION

homónimo opúsculo del obispo hispalense; éste le ha ser vido de modelo tanto en la planificación como en la es tructuración general de su propia obra, y de allí toma pres tados no sólo datos concretos, sino también párrafos lite rales en los capítulos para los que parece no contar con otra fuente subsidiaria de información, como son, por ejemplo, los capítulos dedicados a algunos de los discípu los de los apóstoles; he aquí una muestra: DOOPI, 8534:

DOOP2, 63, 1/5:

Titus, Pauli discipulus et in baptismo filius, natione Graecus et ex gentibus solus a Paulo [apostolo add I О] post euangelium circumcisus, quem ad instruendas Cretae ecclesias praefatus reliquit apostolus, ibique in pace defunctus est atque sepultus.

Titus, Pauli apostoli discipulus et in baptismo filius, natione Grecus et ex gentibus solus a Paulo apostolo post euangelium circumcisus, quem ad extruendas Cretae ecclesias praefatus reliquit apostolus, ibique in pace defunctus atque sepultus quiescit.

En todo caso, da la impresión de que el autor de DOOP2 pretende escribir algo diferente o, quizá mejor, algo com plementario de lo que ofrece el autor sevillano. Por esa ra zón, además de ceñirse más fielmente a la Biblia que Isi doro, recurre, siempre que puede, a fuentes distintas del tratado isidoriano: principalmente, como seguidamente comentaremos, la carta 53 de Jerónimo y el opúsculo Doopa en los capítulos sobre los profetas, y el Breuiarium Apostolorum 35 y los Acta apócrifos en los capítulos sobre los apóstoles. Y no podemos olvidar que en DOOP2 se prescinde de personajes secundarios que trata el obispo hispalense, mientras que se incluyen otros omitidos por Isidoro, pero que nuestro autor considera importantes: Set, José, Cristo y Esteban.

'4 Ed. C. Chaparro Gómez, p. 221. " Incluso en la disposición de los capítulos sobre los apóstoles sigue el orden del Breuiarium y no el de Isidoro.

II. CONTENIDO Y FUENTES

19*

De las Etymologiae u Origines de Isidoro de Sevilla, así como del Liber interpretationis Hebraicorum nominum de Jerónimo, depende la mayoría de las interpretaciones eti mológicas que se incluyen en DOOP2, aunque es muy pro bable que el autor no haya manejado los manuales origi narios, sino glosarios de etimologías elaborados básica mente a partir de aquellos Зб. También a la obra de San Jerónimo debe mucho el autor de DOOP2. Un resumen de la epístola 73, que Jerónimo remite al presbítero Evángelo en el año 398, es la base del largo capítulo dedicado en DOOP2 a la disquisición sobre la figura histórica de Melquisedec (cap. 6), y de la carta enviada por Jerónimo a Paulino hacia el año 394 (epist. 53) se incluyen literalmente en los respectivos capítulos de DOOP2 muchas de las palabras que allí se dedican a cada uno de los profetas menores. Veamos un ejemplo: HI ep 53, 837:

DOOP2, 23, 1/6:

Osee crebro nominat Ephraim, Samariam, Ioseph, Iezrahel, Israel, et uxorem fornicariam et fornicationis filios et adulteram cubiculo clausam mariti multo tempore sedere uiduam, et sub ueste lugubri uiri ad se reditum praestolari.

Osee . . . crebro nominat Effraim, Samariam, Ioseph, Iezrahel, Israel, et uxorem fornicariam et fornicationis ñlias et adulteram cubiculo clausam mariti multo tem pore sedere uiduam et sub ueste lugubri uiri ad se reditum praestolari.

'6 Cf. В. Bischoff, -Das Griechische Element in der abendländischen Bildung des Mittelalters-, en sus Mittelalterliche Studien, II, Stuttgart 1967, pp. 248-249. Esto podría explicar, además de la dependencia en unos casos más directa de Jerónimo y en otros de Isidoro, algunas etimologías extrañas que se ofrecen en nuestro opúsculo y que no coinciden ni con las de aquél ni con las de éste; tal es el caso de las etimologías de los nombres Samuel (15, 1: pretio Dei, posible confusión con la del nombre Saúl acompañada de una corrupción ortográfica), Pablo-Saulo (45.1, 2/5: pius-impius; la primera transmitida también en el Breuiarium Apostolorum, y la segunda quizá desarrollada paralelamente sobre aquella) o Mateo (53.2, 15/16: de ciuitate sua Mathea; a la que posiblemente también hay que buscar su origen en el paralelismo con la etimología aplicada al mismo apóstol: Leui de tribu Leui). " Ed. D. de Bruyne, Les préfaces de la Bible latine, Namur 1920, p. 4.

20*

INTRODUCCION

La epístola de Jerónimo a Paulino muy pronto debió de ser utilizada como un prólogo general a toda la Biblia y figurar como tal en muchos códices bíblicos. Es más que probable que fuese así como llegó a conocimiento del au tor de DOOP2, del mismo modo que en algún manuscrito de las Sagradas Escrituras a su disposición podía leer las Praefationes del propio Jerónimo a cada uno de los libros de los cuatro profetas mayores. De éstas se encuentran también vestigios evidentes en los capítulos sobre dichos personajes en DOOP2; sirva como muestra el capítulo so bre Jeremías: HIprJr38:

DOOP2, 20.1, 1/6:

Hieremias propheta ... sacerdos ex sacerdotibus et in matris utero sanctiñcatus . . . Hic uaticinari exorsus est puer . . . Unde in luda tantum et Beniamin prophetauit et ciuitatis suae ruinas quadruplici planxit alphabeto.

Hieremias . . . propheta et sacerdos, quem Dominus in utero matris suae sanctiftcauit. Puer admodum in Iudea et Beniamin imperio Domini prophetauit . . . Ruinam suae ciuitatis quadruplici alfabeto planxit.

Hay indicios que dejan entrever que el autor de DOOP2 pudo haber leído también alguno de los amplios comen tarios de Jerónimo a los libros proféticos 39. Más segura es la utilización del tratado jeronimiano De uiris illustribus, puesto que en el capítulo dedicado al evangelista Marcos (cap. 59.2, 17) se cita expresamente al docto Padre4°. " Ed. D. de Bruyne, Les préfaces..., p. 124. 39 Entre tales indicios se cuentan el dato sobre la filiación del profeta Daniel (cap. ил, 1) que no aparece en las versiones latinas de la Biblia, pero sí en la griega de los LXX y en HI Dn pr (CCSL 75A, p. 774), o expresiones tan próximas como: HI Mi pr (CCSL 76, p. 421): . . ad Michaeam de Morasthi. . . Morasthi autem in lingua nostra heredem sonat. DOOP2, 28.1, 1/3: Micheas. . . in Morasthin natus, heredem sonat. 40 Del De uiris parecen depender, por ejemplo, en el capítulo dedicado a Lucas (cap. 60, 2/3. 9/11) la expresión cuius laus in euangelio canitur(cí. HI ill 7, PL 23, 650B-C: Scripsit Euangelium, de quo idem Paulus: Missimus, inquit, cum illofra

II. CONTENIDO Y FUENTES

21*

Para aspectos curiosos y problemáticos que plantean va rios de los personajes del Nuevo Testamento y por los que se siente atraído el autor de DOOP2, la obra de consulta imprescindible es la Historia ecclesiastica de Eusebio de Cesarea. De ella dependen, sin duda a través de la traduc ción latina de Rufino, la argumentación sobre la controver sia nacida a raíz de la discrepancia aparente entre el evan gelio de Mateo y el de Lucas en torno a la genealogía de José (DOOP2, 40.2, 9/28 = RUF Eus I, 7), el relato de la predicación de Felipe en Samaría (50.2, 10/18 = II, 1, 10-11), el retrato de Santiago el Menor (51.2, 8/21 = II, 23, 4-7), y el capítulo sobre los apóstoles que tuvieron esposa (58, 4/15 = III, 30, 1-2)«1. A su alcance tiene igualmente nuestro autor la Expositio euangelii secundum Lucam de Ambrosio de Milán, cuando en el capítulo dedicado a María completa el texto que toma de Isidoro con las palabras originales del pasaje del obispo milanés ya utilizado por el propio obispo sevillano42: AM Lc 2, 61: Et tuam, inquit, ipsius animam pertransibit gladius, nec littera nec historia docet ex hac uita Mariam corporalis necis passione migrasse; non enim anima, sed corpus materiali gladio transuerberatur. Viuum enim uerbum Dei et ualidum et acutum omni gladio acutissimo, pene trans usque ad diuisionem animae et spiritus . . .

treт, cuius laus est in Euangelio. . .), y la mención de que Pablo alude al evange lio de Lucas como su propio evangelio (cf. ibidem, 55iA: Quidam suspicantur, quotienscumque in Epistolis suis Paulus dicit: iuxta Euangelium meum, de Lucae significare uolumine. . .). 4' En el último caso nuestro escritor cita explícitamente a Clemente Romano: De apostolis qui sine dubio uxores habuerunt audi sanctum dementem ita dicentem, qui eorum comes et eorum discipulusfuit et tertius a Petro papa in Roma extetit (58, 1/3). Está confundiendo al papa Clemente con Clemente de Alejandría, de cuyos Stromateis (III, 52-53 y VII, 63-64) dice el propio Eusebio extraer su infor mación. *■ El texto de Ambrosio está tomado de CCSL 14, p. 57, y el de Isidoro de ed. С Chaparro, p. 193.

22*

INTRODUCCION

DOOPI, 66, 2:

DOOP2, 41.2, 19/27:

Hanc qvidam corporalis necis passione adservnt ab hac uita migrasse, pro eo quod iustus Simeon conplectens Brachiis svls Christvm prophetaverit dicens: Et tvam ipsivs animam perTRANSIET GLADIVS. Quod quidem incertum est, utrum pro materiali gladio dixerit an pro uerbo Dei ualido et acuto omni gladio ancipiti; specialiter tamen nulla docet historia Mariam gladii animaduersione peremptam, quia пеc obitus eius uspiam legitur, dum tamen repperiatur sepulcrum.

Hanc qvidam uitam finire martyrio adservnt; sic enim Symeon sanctus Christvm prOprÜs BRACHIIS SVIS portans PROPHETAVIT DICENS: ET TVAM IPSIVS ANIMAM PERTRANS-

IET gladivs. Non tamen de gladio carnali, sed de gladio spiritali prophetatum est, hoc est uerbum Dei, quod ualidior et acutior omni gladio acutissimo, pene trans usque ad diuisionem animae et spiritus, quia пес litterae пес his toria docet ex hac uita Mariam migrasse martyrii corporalis passione.

Ni la Biblia ni las lecturas patrísticas que acabamos de analizar ofrecen información biográfica completa sobre los personajes bíblicos. Para suplir esa falla, desde los prime ros años de vigencia del cristianismo habían ido apare ciendo distintos relatos más o menos fantásticos y legen darios, que la Iglesia oficial de Occidente calificó como apócrifos o no canónicos por lo obscuro de su origen y de su naturaleza. Varios de esos relatos se encontraban en la biblioteca del centro donde desarrolla su actividad el au tor de DOOP2 y éste no duda en leerlos y aprovecharlos para su obra; en esos escritos encuentra cómodamente la información que precisa y hemos de suponer que en su ambiente de estudio son vistos con total permisibilidad como buen complemento de la literatura canónica. En otro lugar he estudiado las distintas fuentes apócrifas leídas y utilizadas por el autor de DOOP24', así pues me

4' J. Carracedo Fraga, -Notas sobre apócrifos...-, pp. 141-158.

II. CONTENIDO Y FUENTES

23*

limitaré aquí a hacer una breve reseña de las mismas. Co menzaré por recordar la Vita Adae en latín a la que nos hemos referido más arriba como fuente para el primer ca pítulo de DOOP2, dedicado a Adán. Todo lo relacionado con el nacimiento, muerte y sepul tura de los profetas lo toma el autor de DOOP2 de una tra ducción latina de un antiguo catálogo griego sobre la vida de los profetas conocida como De ortu et obitu prophetarum et apostolorum (abreviado, Doopa) 44. Igualmente, los datos de nacimiento, lugares de predicación, muerte y se pultura relativos a los apóstoles se deben a otro pequeño opúsculo anónimo latino compuesto probablemente hacia finales del siglo VI y denominado Breuiarium Apostolorum45. En ambos casos se integra literalmente casi todo el breve texto de la fuente en el lugar correspondiente de DOOP2. Nuestro anónimo escritor amplía información sobre los apóstoles en algunos de los Acta o Passiones apócrifos de los mismos. Para el capítulo dedicado al evangelista Juan (cap. 48.3, 25/33) utiliza el relato conocido como Virtutes Iohannis, incluido como libro quinto en la compilación atribuida falsamente al obispo Abdías. Las Passiones de los apóstoles Andrés, Tomás y Bartolomé fueron leídas para redactar los correspondientes capítulos de DOOP2 (46.3, 18/36; 49.2, 18/50; 52.2, 9/47). En los capítulos referidos a los evangelistas Marcos y Lu cas (59.1, 1/6 y 60, гI6. 13/14) se aprovecha una buena parte de los respectivos prólogos de origen priscilianista a los que se conoce como Prólogos Monarquianos y que tuvie ron gran difusión desde muy pronto en códices bíblicos. Huellas del Prólogo Monarquiano al evangelio de Juan y al Apocalipsis quedan también en el capítulo sobre el evangelista (cap. 48.1, 3/11).

44 Al artículo de F. Dolbeau, -Deux opuscules latins, relatifs aux personnages de la Bible et antérieurs à Isidore de Séville-, RHT 16 (1986), pp. 83-139, en el que se estudia y edita dicha traducción, hay que añadir ahora otro artículo del mismo autor complemento del anterior: -Nouvelles recherches sur le De ortu et obitu prophetarum et apostolorum-, Augustinianum 34 (1994), pp. 91-107. 45 Cf. B. de Gaiffier, -Le Breviarium Apostolorum (BHL 652). Tradition manus crite et oeuvres apparentées-, AB 81 (1963), pp. 89-116.

24*

INTRODUCCIÓN

Otros escritos apócrifos asoman tras las palabras de DOOP2. Una lectura demasiado literal de la Passio Cyriaci, o de la narración de la Inuentio sanctae crucis incluida en la misma, pudo ser el origen de la sorprendente genealo gía de San Esteban que se ofrece en DOOP2 (cap. 64.1, 2/4). El final del capítulo relativo al propio San Esteban (64.3, 52/54) da la impresión de que se conoce el relato de la invención del cuerpo del protomártir traducido al latín por el monje español de nombre Avito. A la Passio Marci Euangelistae parece aludir el autor de DOOP2, cuando ha blando del segundo evangelista dice: alii adserunt martyrio coronatum (cap. 59.2, 16). Atención particular merece el capítulo interpolado dedi cado a Cristo (cap. 42). Resulta complicado precisar las fuentes allí utilizadas, si tenemos en cuenta que la temá tica cristológica y trinitaria que en ese capítulo se incluye repite ideas y expresiones comunes en la literatura patrís tica y, por lo tanto, difíciles de individualizar y de atribuir a una fuente concreta. El autor original canta el misterio de la doble condición humana y divina de Cristo (cap. 42.2-3, 17/39) con palabras que recuerdan algunos pasajes de los tratados de Agustín al evangelio de Juan, del Liber de ecclesiasticis dogmatibus atribuido a Gennadio o del propio Symbolum del undécimo concilio de Toledo. Expresiones que también rememoran los lugares citados utiliza el interpolador para insistir en esa doble naturaleza de Jesús y alargarse en una amplia disquisición sobre el misterio de la Trinidad, aunque la fuente principal en este caso es el Symbolum Quicumque atribuido a Atanasio, re producido en su mayor parte según la redacción más com pleta que circulaba por la Europa occidental durante el si glo VIII 4б. La segunda parte de la interpolación versa sobre diversos atributos de Cristo dispuestos en largas series litánicas, sobre la labor de Jesús como Creador y sobre sus principales momentos biográficos desde su encarnación hasta su ascensión, para todo lo cual el texto bíblico es la fuente principal.

46 Cf. G. MoriN, -Textes inédits...-, pp. 507-509.

II. CONTENIDO Y FUENTES

25*

Digamos, por último, que el capítulo sobre el anacoreta Pablo añadido al final de DOOP2 no es más que un resu men de la Vita Pauli eremitae escrita por San Jerónimo, tal como reconoce expresamente el propio adicionados Sanctus Paulus . . . de cuius uita prima et nouissima sanctus Hieronimus conscripsit pauca (cap. 65.1, 1/4).

III. - LA TRADICIÓN TEXTUAL DE DOOP2 1. - Descripción de los manuscritos47. К Colmar, Bibliothèque Municipale, 39. Manuscrito en pergamino oscuro, grueso, áspero, defec tuosamente preparado y con numerosas lacras. Consta de 179 folios de 240 x 138 mm., cuya caja de escritura es de 203 x 95-110 mm. y contiene 22 renglones de escritura a lí nea tirada. Fue escrito en minúscula precarolina germana hacia el año 790. El códice presenta una foliación muy reciente que nu mera los folios del 1 al 180 48. Originariamente el volumen estaba organizado en 22 cuaterniones y un ternión (el cua derno que lleva el número XVIIII) numerados con cifras romanas en el centro del margen inferior del verso del úl timo folio del cuaderno; al final siguen cuatro folios (ff. 172-175) sin signatura de cuaderno y otros cinco (ff. 176-180) añadidos también sin ninguna signatura para copiar en ellos el Computus paschalis que cierra el conjunto. Del primer cuaderno se han desgajado y perdido los folios 1, 2 y 8; el cuaderno VIIII falta completo; del cuaderno XV han desaparecido sus folios 1 y 7 y en él se insertaron poste riormente (posiblemente en el momento de su encuadernación en el siglo XIV) los folios 107 y 108 en blanco; el cuaderno XVIII carece de su quinto folio49. Se conserva la encuademación del siglo XIV en madera forrada con frag mentos de un breviario del siglo XII/XIII. El códice está escrito con tinta de color marrón oscuro por dos manos que muestran evidentes características ir landesas en su ortografía, abreviaturas y otros detalles5°.

47 Cinco de los manuscritos (nuestros códices K, O, M, Z y R) son los reseñados por R.E. McNally, -Christus in the Pseudo-Isidorian.. -, p. 169. 48 Se numera el verso del folio 127 con el número 128. 49 Las lagunas textuales provocadas por las faltas en los cuadernos VIIII, XV y XVIII, fueron convenientemente señaladas por un lector del siglo XVI, que escribe en el margen inferior del folio anterior a cada falta (ff. 6iv, ioiv, io6v y 130v) hic deficit, o simplemente deficit. 5° Cf. E.A. Lowe, CIA. VI, p. 15, y R.E. McNally, Der irische Liber de numeris..., pp. 15-16.

III. TRADICIÓN TEXTUAL

27*

La primera de ellas escribe hasta el folio i25v y se caracte riza por un tipo de letra ligeramente inclinada hacia la de recha, tirando a redonda y con sus trazos desiguales y bastante gruesos. La segunda mano comienza en el cuaternión con el número XVIII (f. 126O y traza una escritura más vertical, más uniforme y más cuidada; en este segundo co pista son aun más patentes que en el primero las caracte rísticas irlandesas, sobre todo en el sistema de abreviatu ras, que utiliza con gran regularidad. A lo largo de todo el códice se utilizan esporádicamente semiunciales y las ini ciales de los capítulos se escriben con grandes unciales en tinta negra, a veces adornadas con tinta de color rojo claro a partir del f. 126". En el manuscrito queda la impronta de dos correctores. El primero de ellos es poco posterior a los propios copis tas, probablemente de los primeros años del siglo IX, y muestra también formación irlandesa en rasgos como, por ejemplo, la utilización del símbolo insular para añadir la palabra est (ff. 37r, 88v, 91v, щт, etc.). El segundo corrector que actúa sobre el texto es del siglo XII. DOOP2 se encuentra en los ff. ir-6ov, y va seguido del Pseudo-Isidoro, Liber de numeris (ff. 6ir-17$v), y de un Computus paschalis para los años 738-794, que forma parte del manuscrito primitivo y está escrito por la misma mano del texto precedente (ff. 176r-18or). La pérdida ya reseñada de los folios 1, 2 y 8 del primer cuaternión provocó que el texto de DOOP2 comience ex abrupto en el capítulo 6, de dicado a Melquisedec ", y que falten parte del capítulo 13 y todo el capítulo 14 de la obra, referidos respectivamente a Aarón y Josué. El texto del DOOP2 aportado por este có dice presenta las interpolaciones en el capítulo dedicado a Jesucristo y la adición al final (ff. 57v-6ov) de la Vita sancti Pauli primi eremitae. Según Lowe el manuscrito fue escrito en un centro no definido de Alsacia o del entorno del lago Constanza. En todo caso, sabemos que el códice proviene de la biblio 5' El comienzo acéfalo ha hecho creer al redactor del Catalogue general. . ., vol. 56, que lo que resta del capítulo de Melquisedec era una especie de prefacio a toda la obra.

28*

INTRODUCCION

teca monacal de la abadía benedictina de Murbach, en cuyo catálogo del siglo IX aparece ya reseñado 52, y pudo, por lo tanto, ser confeccionado y escrito en el propio mo nasterio fundado por Pirminio en el año 727 y que estuvo bajo influencia directa de la misión irlandesa en el Conti nente. BIBLIOGRAFÍA: G. MoRiN, -Textes inédits . . .-, pp. 507-510; E. von Dobschütz, Das Decretum Gelasianum de libris recipien ts et non recipiendis, Leipzig 1912, p. 138; W.M. Lindsay, N0tae latinae. An account of abbreviation in Latin Mss. of the early minuscule period (с. joo-S^o), Cambridge 1915 (reimpr. Hildesheim 1963), p. 452; E.A. Lowe, Codices Latini Antiquiores, VI, Oxford 1953, n° 751, pp. 15 у 44, y Supplementum, Oxford 1971, p. 57; R.E. McNally, Der irische Liber de numeris . . ., pp. 14-16; Catalogue général des manuscrits des biblio thèques publiques de France. Départements, vol. 56: Colmar, Paris 1969, p. 25.

О Orléans, Bibliothèque Municipale, 184 (161). Códice en pergamino bastante oscuro, pero bien prepa rado, que consta de 355 páginas53 de 302 x 180 mm. con una superficie de escritura de 225 x 115 mm. y 21 líneas a una sola columna. El volumen estaba organizado en cuadernos signados con números romanos en la esquina inferior derecha del verso del último folio, tal como se conserva en la mayoría de ellos. Casi todos los cuadernos son terniones, salvo dos biniones (nos VI-VII), dos cuaterniones (n°s XXV-XXVI) y el último cuaderno, un ternión al que le han sido cercena dos sus dos folios finales. Este manuscrito procede de la Biblioteca monasterial de Fleury, donde ya estaba en el siglo X, puesto que sendos poemas escritos en las páginas 1 y 356 fueron añadidos en 5* Cf. W. Milde, Der Bibliothekskatalog des Kloster Murbach aus dem 9. Jahrhun dert, Heidelberg 1968, pp. 35-61; K.E. Geith - W. Berschin, -Der Bibliothekskatalog des Klosters Murbach aus dem IX Jahrhundert-, ZKG 83 (1972), pp. 61-87. " La numeración, obra de una mano reciente, va del 1 al 356, ya que se numera como página 1 el verso del primer folio, que servía de guarda y actualmente se halla mutilado, y se saltan los números "5" y "209", que una mano distinta anota luego al lado del "4" y del "208" respectivamente.

III. TRADICIÓN TEXTUAL

29*

el monasterio francés en el primer cuarto de ese siglo54. En las páginas 1 y 355 hay también sendas marcas de pose sión de Fleury del s. XI, y fue en ese mismo monasterio donde debieron añadirle avanzada la Edad Media la encua dernación, que ahora conserva, en madera forrada con fo lios de pergamino de un Leccionario del siglo VI/VII es crito en uncial, tal como se observa en las huellas de es critura que esas guardas, una vez despegadas, han dejado en la parte interior de las tapas de madera". La escritura del manuscrito, en tinta de color marrón os curo, es obra de un único amanuense, que posee una mi núscula alargada, grácil, elegante y muy cuidada, y que parece, dadas sus características, haber sido instruido en algún centro francés 5б. Pero no es en un escritorio francés donde hay que buscar el origen del códice, a pesar de su pronta llegada a Fleury; sin duda, fue preparado y exarado a principios del siglo IX57 en un escritorio de la diócesis de Pasau muy relacionado con Salzburgo, posiblemente en el ámbito de la abadía benedictina de Mondsee. A su localización ayuda una letanía de santos contenida en el ma nuscrito (pp. 281-288), en la cual se incluyen varios nom bres de santos irlandeses de la isla y del Continente, la

54 Cf. В. Bischoff, -Caritas-Lieder-, en sus Mittelalterliche Studien, II, Stuttgart 1967, pp. 68-69. Reseña de los versos con términos médicos añadidos en la se gunda mitad de la última página del manuscrito puede verse en E. Wickersheimer, Manuscrits Latins de Médecine du Haut Moyen Age dans les Bibliothèques de France, Paris 1966, n° 32, pp. 49-50; edición y comentario de esos mismos versos en M. Lapidge, -The Hermeneutic Style in Tenth-Century Anglo-Latin Literature-, ASE 4 (1975), pp. 84-85 y 104-105, y -The Present State of Anglo-Latin Studies-, en Insular Latin Studies. Papers on Latin Texts and Manuscripts of the British Isles: W-1066, ed. M.W. Herren, Toronto 1981, pp. 57-58. " Cf. E.A. Lowe, C.L.A. VI, Oxford 1953, n" 803, pp. 31 y 46, y Supplementum, Oxford 1971, p. 57; К. Gamber, -Leimabdrücke eines Mailändischen Lektionars aus dem 6V7. Jahrhundert-, Scriptorium 15 (1961), pp. 117-121; Idem, Codices Liturgici Latini Antiquiores, Freiburg-Schweiz 1968', n° 540, pp. 271-272; E. Pellegrini, -Frag ments et Membra Disiecta-, Codicologica 3 (1980), p. 73 (reimpr. en su Bibliothè ques Retrouvées. Manuscrits, Bibliothèques et Bibliophiles du Moyen Age et de la Renaissance, Paris 1988, p. 346). 51s En monasterios del sudeste de Alemania o de Austria (por ejemplo en Salz burgo) trabajan a finales del siglo VIII y durante el siglo IX copistas originarios de centros monásticos franceses; cf. К. Forstner, Das Verbrüderungsbuch von St. Pe ter in Salzburg, Graz 1974, pp. 21-22; В. Bischoff, Die sudöstdeutschen Schreibs chulen... II, pp. 54-73. 57 М.Cн. Cuissard, Catalogue général . ., p. 86, lo sitúa erróneamente en el siglo X.

3о*

INTRODUCCIÓN

mayoría de ellos relacionados con la región bávara bajo influencia de misioneros irlandeses y, más concretamente, con la diócesis de Salzburgo '8. También ratifica su proce dencia de la zona del sudeste alemán una Confessio escrita en antiguo bávaro (p. 328) 59. Encabezan el volumen DOOP2 (pp. 2-90) y el Liber de numeris (pp. 90-240), y completan el conjunto Orationes et sententiae variae (pp. 240-260), y el ya comentado Libellus precum (pp. 260-356) 6o. BIBLIOGRAFÍA: М.Сн. Cuissard, Catalogue général des ma nuscrits des bibliothèques publiques de France. Départements. vol. 12: Orléans, Paris 1889, pp. 85-86; R.E. McNally, Der iris che Liber de numeris . . ., pp. 11-13; M. Coens, -Les litanies ba varoises du libellus precum dit de Fleury (Orléans, ms. 184)-, AB 77 (1959), pp. 371-391; B. Bischoff, Die sudôstdeutschen Schreibschulen und Bibliotheken in der Karolingerzeit . II: Die Vorwiegend Österreichischen Diözesen, Wiesbaden 1980, p. 36; Idem, -Panorama der Handschriftenüberlieferung aus der Zeit Karls des Großen-, en sus Mittelalterliche Studien, III, Stuttgart 1981, pp. 25-26; Idem, -Paläographische Fragen deuts cher Denkmäler der Karolingerzeit-, ibidem, pp. 101-102. M München, Bayerische Staatsbibliothek, Clm. 14392. Códice en pergamino oscuro, defectuoso y mal pulido, que consta de I+128 folios de 272 x 168 mm. con una caja de escritura de 200-205 x 125-130 mm. y 21-22 renglones a línea tirada. '8 Cf. M. Coens, -Anciennes litanies de saints-, AB 54 (1936), pp. 5-37; Idem, -Les litanies bavaroises. . .-, pp. 371-391; L. Gougaud, Les saints irlandais hors d'Irlande, Louvain 1936, pp. 43-44; R.E. McNally, Der irische Liber de numeris..., p. 12; W. Neumüller, Der Codex Millenarius. I: Der Codex Millenarius als Denkmal einer bayerischösterreichischen Vulgata-Rezension, Graz-Köln-Linz 1959, pp. 29-30; Idem, Der Codex Millenarius und sein historischer Umkreis, Kremsmünster i960, p. 32. " Cf. Е. von Steinmeyer, Die kleineren althochdeutschen Sprachdenkmaler, Berlin 1916, p. 309. Revalida igualmente su origen en la región de Mondsee el tipo de letra de nuestro manuscrito, que también se encuentra en otros códices loca lizados en ese mismo ámbito; cf. W. Neumüller, Der Codex Millenarius als Denk mal.., pp. 25-31. 60 Ed. en E. Martène, De antiquis ecclesiae ritibus HI, Antwerp 1737, pp. 655-694 (reimpr. PL 101, 1382-1416); cf. K. Gamber, Codices Liturgici Latini Antiquiores n° 1698, pp. 612-613; A. Wilmart, Auteurs spirituels et textes dévots du Moyen Age La tin. Études d'Histoire Littérarie, Paris 1971, p. 113, n. 2; y M. Frost, -A Prayer Book from St. Emmeram, Ratisbon-, JThS 30 (1929), pp. 32-45.

III. TRADICIÓN TEXTUAL

31*

Componen el volumen dieciséis cuaterniones61, que conservan su signatura primigenia en números romanos en el centro del margen inferior del verso del último folio de cada cuaderno; al final hay dos folios sueltos (ff. 127-128) que formaban parte de un binión, tal como demuestran sendas pestañas que los dos folios que faltan han dejado al ser cortados. El manuscrito procede de la antigua biblioteca monacal de la abadía benedictina de S. Emmeram en Ratisbona, donde llevaba la signatura E ц y donde se encontraba ya entre los años 840-850, según deduce Bischoff de las correcciones operadas en el manuscrito por una mano in sular identificable en otros códices escritos en Ratisbona 6ï. En opinión de Bischoff la elaboración y la escritura del có dice se llevaron a cabo en el escritorio episcopal de Freising durante el período en que el obispo Hittos estuvo al frente de esa sede (811/12-836), muy probablemente a fina les del primer cuarto del siglo IX. Dos copistas distintos participaron en la escritura del manuscrito, trabajando con tinta de color castaño oscuro; la segunda de ellas (ff. 4V ss.) es un poco más gruesa y descuidada que la primera. DOOP2 ocupa los folios ir-41v; lo siguen el Liber de numeris pseudoisidoriano (ff. 41v-117v), Orationes diuersae (n8r-125v) y Excerpta ex libris sacris (i25v-128v). BIBLIOGRAFÍA: Catalogus Codicum Latinorum Bibliothecae Regiae Monacensis, II, 2, München 1876, pp. 165-166; R.E. McNally, Der irische Liber de numeris . . ., p. 13; B. Bischoff, Die sudöstdeutschen Schreibschulen ... I: Die Bayerischen Diö zesen, Wiesbaden 19743, pp. 98-99, y II: Die Vorwiegend Öster reichischen Diözesen, Wiesbaden 1980, p. 215. 6¡ El cuaderno que lleva la signatura XVI tiene actualmente sólo 7 folios, ya que le ha sido amputado su segundo folio. 6' En el catálogo de manuscritos de la abadía de S. Emmeiam del año 1347 apa rece recogido este códice así: Item liber de ortu et obitu sanctorum patrum. Item dicta Ysidori de ordine librorum et numero mistico, in uno uolumine. También se reseña en el catálogo elaborado en el año 1500 por Dionisio Menger del siguiente modo: Item Ysidorus de ortu et obitu patriarcharum et apostolorum et ceterorum sanctorum, ubi sunt nati et ubi sepulti, et incipit: Adam homo primus sextaferia /actus. Item de oracione peculiari etfurtiva. Item auctoritates excerpte ex sancto rum scriptis de castitatis uirtute, etc., et est antigua scriptum in parvo volumine (ed. Ch.Е. Ineichen-Eder, Mittelalterliche Bibliothekskataloge Deutschlands und der Schweiz. IV, 1: Bistümer Passau und Regensburg, München 1977, pp. 159 y 207; cf. ibidem, p. 103).

32*

INTRODUCCIÓN

Z Zürich, Zentralbibliothek, Car. С. 123. Códice de 169 folios en pergamino de 248 x 168 mm., cuya caja de escritura es de aproximadamente 182 x 120 mm. y da cabida a 22 líneas a una sola columna. Procede, según McNally6', de la antigua biblioteca de la abadía carolingia de Fraumünster en Zürich y fue escrito por varios amanuenses en minúscula carolina alemana con tinta castaño-oscura a finales del primer cuarto del siglo IX en algún escritorio del suroeste de Alemania, probable mente en algún centro monacal de la zona de Zürich64. Posee una encuadernación del siglo XIII en madera forrada de cuero claro, cuyo cierre original se ha perdido. Se trata de un volumen mixto compuesto de dos secto res claramente diferenciados: el primero abarca los fo lios ir-122v y presenta las marcas de cuaderno I-XV65; el segundo ocupa los folios i23r-169v y no lleva marcas de cuaderno. En la primera parte se encuentran DOOP2 (ff. ir-45r), en su versión interpolada y adicionada, y el Libet de numeris pseudoisidoriano (ff. 45r-122r)66- La segunda parte contiene el Poenitentiale beati Rhabani Mauri (ff. i27v-169v), precedido de los capitula I-XXXIIII (ff. 123424r) y de la Epistula beati Rhabani Mauri ad Heribaldum Alcedronensis ecclesiae antistitem (ff. i24r-127v). BIBLIOGRAFÍA: L.C. Mohlberg, Katalog der Handschriften

der Zentralbibliothek Zürich. I: Mittelalterliche Handschrif ten, Zürich 1952, n° 288, pp. 121 y 373; R.E. McNally, Der iris

che Liber de numeris . . ., p. 17. R Vaticano, Biblioteca Apostolica Vaticana, Reg. lat. Içç. Volumen en pergamino constituido por I+96 folios de 212 x 168 mm. repartidos en dos secciones diferentes: ia) ff. 1-63, cuya caja de escritura es de 172/180 x 125/130 mm. con 6' Der irische Liber de numeris. . ., p. 17. 64 Cf. L.C. Mohlberg, -Rand- und andere Glossen zum ältesten Schriftwesen in Zürich bis etwa 1300-, Scriptorium 1 (1946-1947), p. 21. deprecruborum> aruorum populi>-lus praepatum> praefatum querit>requirit

ZB bereth partibus — — deprecare arborum Z 1 aruorum В populus prefatum Z 1 prophetatum В requirit

OM bresith partem et et precare ruborum populi praeparatum

quaerit

88 Utilizo el signo (>) para indicar el resultado de la corrección. Ofrezco en co lumna paralela la lectura de O M, para que pueda comprobarse la arbitrariedad del corrector en muchos de los casos.

III. TRADICIÓN TEXTUAL 28.2, 21 30.2, l6 31.2, 10 32.2, I9/2O 32.2, 10 32.3, 40 32-3, 44

39 I, M 444 3О 4б.2:,28

48.4, 63 49.1, 2/3

pigrauit>piguit tribulabo>-bunt

piguit tribulabunt — et del. K2 infusorias>-riis infusoriis lucernis>-as lucernas argenteos>-teis argenteis plagatus>placatus placatus siluestre>-tris siluestris oculto nutu> nutu occulte nutu occulte etsi sensit del. K2 — neOne ne simillimus>simili similis

51«

pigrauit tribulabo et infusorias lucernis argenteos plagatus siluestre occulto nutu etsi sensit nec simillimus

En segundo lugar, algunos de los errores de Z у В se ex plican fácilmente a partir de K: 12, 4 15, 8 17. 1, 8 17.2, 15 64.3, 52

uiscellam KB, fiscellam cett. placuit de celo K, placuit deo Z, pluit de с cett. flamme К, flamme Zac, flamine В, flamma cett. prae ciuo К В, precio Z, prae cibo cett. tempr K, tempore Z, tempora B, tempus cett.

Por último, en el texto del De numeris transmitido a con tinuación de DOOP2 los manuscritos Z у В presentan las mismas lagunas textuales que, tal como hemos señalado, se produjeron en К por la pérdida de folios en algunos cuadernos89. Son numerosas las variantes separativas que demuestran que В no procede de Z y que hacen suponer que ambos descienden de К por caminos distintos, aunque no inme diatamente, sino, lo más probable, a través de alguna co pia intermedia, puesto que en los dos manuscritos se lee un texto con numerosas correcciones de lecturas y nume 89 Cf. R.E. McNally, Der irische Liber de numeris. . ., pp. 8-9. Obsérvense los re sultados que se producen en Z y В al no advertir sus respectivos copistas (o los de modelos intermedios) las lagunas en К y copiar todo seguido: 1) К (ff. 6iv-6г'): caritas spes pax panis ecclesia catholica et alia \ et cruciatibus a diae mortis suae; Z (f. 45 v): caritas spes pax panis ecclesia catholica et alia et cruciatibus a die mor tis suae (en В se omite el pasaje, quizá porque aquí sí se advirtió la laguna). 2) К (ff. io6v-109r): dies uero ut praediximus duobus modis intel \ lis plenas huehentes uiderunt; Z (f. 79r): dies uero ut praediximus duobus modis instellis plenas uehentes uiderunt; В (f. lxuv): dies uero ut praediximus duobus modis i stellis plenas uehentes uiderunt. 3) К (ff. i3ov-13ir): in hebreo legimus anna adonai osanna \ habuere meruerunt; Z (f. 91 r): in hebreo legimus anna adonai ossanna habuere meruerunt; В (f. lxxiv): in hebreo legimus anna adonay osanna hrê meruerunt.

INTRODUCCION

52*

rosas correcciones gráficas perfectamente incorporadas9°. Véanse algunas de las lecturas que ilustran la divergencia entre Z y B: 6.3, 65 II, 9/10 12, l8 13,4 15,8 15, 12 16, 7 17. I, 10/11 I7.2, 15 18.1, 4 l8. 1, u/12 18.2, l8 21.2, 31 2.6,3 27, 2 32.2, 8 32.3, 36

Z ibi deo moti semel in sancta sedem — in fine mundi — precio transiuit — ciuitatis — emulationem docens misteria tuus rex

В tibi сит К domino сит К mutati (motati К) in sancta semel cum К sedes cum К eum cum К in finem mundum cum К in curru - ascendit cum К prae ciuo cum К perrexit cum К heliseus2 - suscitauit cum К ciuitas cum К potuisset cum К elationem cum К dolens cum К myrtea cum К тех tuus cum К

El arquetipo X Ciertos pasajes extraños nos han llevado a conjeturar, siempre con la ayuda de la fuente literaria identificada, que estamos ante errores comunes a toda la tradición manus crita no imputables al autor de DOOP2. Estos son los ca sos más llamativos: IO, 2 I7.2, 19/20 18.2, 18 20.2, 27 20.2, 29 21.2, 31 22.3, 36 22.3, 37 25,5 40.2;, 27 44.3. 22

ortus suppleui iudicabit ego, iudicauit codd distruet ego, distribuet codd habitauerat ego, habitauerunt codd quietiores ego, securas quem etiam a, quietiorem ß portis et ego, potuisset codd specu ego, spe&us codd. regio ego, regione codd filiorum ego, filios codd id est ego, idem codd fluida ego, flaida codd

90 Añádase en el caso de В que también aparecen perfectamente integrados en el texto de DOOPí los capítulos de DOOP1 que faltan en el primero.

III. TRADICIÓN TEXTUAL

53*

Lo anterior nos obliga a presumir la existencia de un ar quetipo posterior a la copia autógrafa, al que hay que achacar esos errores que pasan por igual al subarquetipo a y al subarquetipo j3. Por los síntomas que se rastrean en los descendientes conservados, podemos caracterizar ese modelo primario como la copia de una mano de formación irlandesa o influenciada por el sistema de escritura irlan dés. Baste citar un detalle concreto, curioso e ilustrativo. En el capítulo 6.1, 20/30 de DOOP2 el autor transcribe de su fuente (la epístola 73 de Jerónimo) una cita bíblica en hebreo (Gen. 14, 18-20) y la traducción latina de la misma; la frase de transición entre el texto original y la traducción es en Jerónimo y en su imitador la misma: quod interpretatur in Latinum hoc modo. Es casi seguro que en el ar quetipo las dos primeras palabras de la frase anterior es taban abreviadas al modo de escritura irlandés (