Las Grandes Batallas de La Guerra Civil Americana parte 5 (Final) [25]

Enciclopedia Visual de las Grandes Batallas Tomo 25 Las Grandes Batallas de La Guerra Civil Americana parte 5 (Final)

322 88 9MB

Spanish Pages 41 Year 1985

Report DMCA / Copyright

DOWNLOAD FILE

Polecaj historie

Las Grandes Batallas de La Guerra Civil Americana parte 5 (Final) [25]

Table of contents :
Sumario
Nashville 15-16 de diciembre, 1864..168
Five Forks 1 de abril, 1865..176
Appomattox 9 de abril 1865..184
La nación reunida . 188
Diccionario geograifICO..192
Bibliografía..195
Índice..196
Créditos de las ilustraciones 200
Agradecimientos..200

Citation preview

-

-

ENCICLOPEDIA

VISUAL DE LAS -

GRANDES BATALLAS DE LA GUERRA CIVIL AMERICANA

(V)

-

---'-------

-----

ENCICLOPEDIA VISUAL DE LAS -------

DE LA GUERRA CIVIL AMERICANA ------

(V)

Editorial Rombo

Dirección editorial: Julián Viñuales Coordinación editorial: Julián Viñuales, Jr. Dirección técnica: Pilar Mora Coordinación técnica: Miguel Ángel Roig Diseño cubierta: Hans Geel Traducción: Rafael Marín Trechera Título original:

Great Battles

01 the Civil War

A Marshall Edition © Marshall Editions Limited

© para la presente edición: Editorial Rombo 1995 Publicado por: Editorial Rombo, S. A. Muntaner, 371 08021 Barcelona Reservados todos los derechos. Ninguna parte de este libro puede ser reproducida, almacenada o transmitida de manera alguna ni por ningún medio, ya sea éste electrónico, mecánico, óptico, de grabación magnética o xerografiado, sin la autorización del editor ISBN: 84-86579-57-5 (Volumen 25) 84-86579-61-9 (Obra completa) Impresión: Rotocayfo, S.A. (21-7-1995) Santa Perpetua de Mogoda (Barcelona) Depósito Legal: B. 29251-94

Printed in Spain

------------

SUMARIO ------------

Nashville 15-16dediciembre,

1864

168

Five Forks 1 de abril, 1865

176

Appomattox 9 de abril 1865.

184

La nación reunida

. 188

D··· iccronano geograifICO ••••..••••..••••.•••••.•••••.••••..••••.•••••..•••••..••••..••••..•••..••••..••••..••••

192

Bibliografía........................................................................................................

195

Índice................................................................................................................

196

Créditos de las ilustraciones

200

Agradecimientos................................................................................................

200

Nashville

15-16 DE DICIEMBRE, 1864 '¿No te dije que podríamos darles una paliza?" MAYORGENERALGEORGEH. THOMAS,USA, ALMAYORGENERALJAMESH. WILSON, USA, la noche de! 16 de diciembre.

Co LARENDICIO DEArlanta al mayor general William T. Sherman e! 1 de septiembre de 1864, e! general confederado John B. Hood se vio forzado a retirarse a 30 millas al sur de la ciudad. Escaso de opciones, Hood "1decidió dirigir su ejército al noroeste, amenao zar la vulnerable vía de suministros federal en e! enlace con Chattanogga en Tennessee, e ~..... intentar acorralar a los invasores hasta las montañas del norte de Georgia. Allí, con suerte, podría arrancarles una victoria. Casi al mismo tiempo en que esta marcha ,, de flanco estaba en progreso, e! mayor general rebelde arhan Bedford Forrest y su caba, , llería empezaron a realizar incursiones en e! , centro de Tennessee. Para encargarse de FoT E N rrest, Sherman envió dos divisiones de regreso a Tennessee e! 28 de septiembre, y al día siguiente ordenó al mayor general George H. Thomas que los siguiera y se encargara de la defensa de ese estado. El propio Sherman MISSISSIPPI partió con 65.000 hombres para seguir a ALABAMA Hood. Sin embargo, el 15 de octubre Hood había llegado a las montañas de Lafayette, situadas res de Forrest, cruzar e! río Tennessee, y mar100 millas al norte de Arlanta, y estaba anchar contra Nashville. sioso por plantar batalla. Pero sus tres coEl 26 de octubre, Sherman advirtió que mandantes de Cuerpo (los tenientes generaHood se dirigía hacia Nashville, así que proles A.P. Stewarr, S.D. Lee y B.E Cheatham) puso un arriesgado curso de acción propio: reconocieron que sus tropas no estaban preenviaría dos Cuerpos a Thornas, e! 4°, a las paradas para una batalla campal. Por tanto, órdenes de! mayor general D.S. Stanley, y e! Hood optó por una invasión de! centro de 23°, al mando de! mayor general John SchoTennessee, con la idea de alcanzar también fie!d, más otros refuerzos. Thomas se quedaKenrucky. Entonces marcharía a través de las ría para encargarse de Hood. Sherman regreCumberland Mountains para atacar la retasaría a Arlanta, y con una fuerza de 60.000 guardia de Grant en Virginia y así aliviar la hombres marcharía al sureste hacia Savanpresión sobre e! general Robert E. Lee. nah, en la costa atlántica. Con la cautelosa bendición de! general Mientras tanto, Hood siguió hasta el río P.G.T. Beauregard (que tenía ahora e! mando Tennessee, alcanzándolo e! 31 de octubre en general de todas las operaciones confederadas Tuscumbia, Alabama. Después de un retraso en el oeste), Hood empezó a ejecutar su amde tres semanas en e! que estuvo esperando bicioso plan. El 22 de octubre dejó detrás la que llegara la caballería de Forrest y suminiscaballería de Wheeler para que acosara a tros, Hood planeaba inicialmente neutralizar Sherman en Georgia y luego cruzó el norte a los 32.500 hombres de! mayor general de Alabama. Allí, planeaba recoger a los jineSchofie!d en Pulaski, a unas 50 millas al sur I

168

de Nashville. Por tanto, los confederados hicieron un giro por e! oeste, dirigiéndose a Columbia, en e! río Duck, para alcanzar la retaguardia federal. Sin embargo, Schofie!d advirtió e! peligro y se dirigió a Columbia, adelantándose a la infantería rebelde. Hood tuvo que diseñar un nuevo plan: dejaría dos divisiones de infantería y su artillería para ocuparse de los federales en Columbia, mientras e! resto de su ejército realizaba una marcha de flanco sobre Spring Hill, a unas 13 millas al norte. Schofie!d quedaría cogido entre dos fuerzas rebeldes. Sin embargo, la caballería de la Unión alertó a Schofie!d de! peligro que corría, permitiéndole situar sus tropas en el camino de tierra que conducía a Nashville. Pero sólo una división había alcanzado Spring Hill cuando los rebeldes empezaron a desplegarse la tarde de! 29 de noviembre. Sin embargo, los defensores de la Unión, superados en número, resistieron e! ataque gradual de los rebeldes y conservaron Spring Hill hasta que oscureció. Durante la noche, Schofield consiguió que sus hombres recorrieran el camino, dejaran atrás e! campamento rebelde y llegaran a lugar seguro. Hood y e! Ejército de Tennessee habían cometido un grave error. Hood persiguió entonces a Schofie!d, alcanzándolo en Franklin, a 19 millas de Nashville, a media tarde del 30 de noviembre. En una muestra de su impetuosidad, Hood envió 20.000 soldados de infantería a un ataque frontal contra las defensas federales, cruzando terreno descubierto. Sus bajas fueron enormes. En cinco horas y media de feroz lucha, Hood perdió a 6.250 hombres, incluyendo seis generales: el veinte por ciento de su fuerza total. Schofield, que perdió 2.326 hombres, escapó hasta Nashville protegido por la oscuridad. Hood quedó ahora reducido a 30.000 efectivos, aunque e! presidente Davis le prometió refuerzos de Texas. Con opciones limitadas, Hood decidió dirigirse hacia Nashvi-

Revitalizando la caballería de la Unión

JAMES HARRISONWILSON ames Wilson, un joven y dotado oficial que fue res] ponsable de insuflar nueva vida a la caballería federal, jugó un papel significativo en la victoria de Nashville. Nacido en Illinois, Wilson se graduó en la Academia de los Estados Unidos un año antes del estallido de la Guerra Civil, e ingresó en el servicio como ingeniero topográfico. En esta función pasó los dos primeros años de hostilidades, ascendiendo a teniente coronel en el proceso. En octubre de 1863, Wilson fue nombrado brigadier general de los Voluntarios de la Unión, y combatió en Missionary Ridge y Knoxville en el teatro del oeste. En febrero de 1864 se le confió el mando del recién creado Cavalry Beaureau en Washington, a pesar del hecho de que no tenía experiencia en este Cuerpo. Su misión era mejorar la mala caballería de la Unión. Wilson se dedicó a esa tarea, mostrando considerables dotes organizativas, y pronto elevó el nivel de efectividad del Cuerpo. También aumentó su capacidad luchadora armando a muchos hombres con la formidable carabina de repetición Spencer. Wilson dirigió la Tercera División del Cuerpo de Caballería en el avance del teniente general Ulysses S. Grant desde Wilderness hasta Petersburg en la prima-

(1837-1925)

vera y verano de 1864. En agosto y septiembre de ese año, actuó con el Ejército del Shenandoah del general Philip Sheridan. Grant envió entonces a Wilson al mayor general William T. Sherman en el oeste, diciendo a este último: "Creo que Wilson ampliará en un cincuenta por ciento la efectividad de su caballería." Wilson, ahora mayor general, al mando del Cuerpo de Caballería de la División Militar del Mississippi, ayudó al mayor general George Thomas a derrotar al ejército confederado del general Hood en diciembre de 1864. En la primavera de 1865, condujo una espectacular incursión a través de Alabama y Georgia, y acabó capturando al presidente confederado ]efferson Davis. Wilson permaneció en el Ejército de los Estados Unidos hasta 1870, y luego se dedicó a la construcción de vías férreas. Cuando en 1898 estalló la guerra hispano-americana, fue el único mayor general en vida civil que no tenía edad para jubilarse, por lo que se presentó voluntario y fue aceptado para el servicio. Permaneció en lista activa hasta 1901, Y también tomó parte en la sofocación de la Rebelión de los Boxers (1898-1900) en China.

169

EL ATAQUE FEDERAL SOBRE SHY'S HILL

A pesar de la paliza que su pequeño pero valiente Ejército de Tennessee había sufrido el 15 de diciembre de 1864 al sur de N ashville, el general John Bell Hood seguía pensando que una victoria con tra el superior ejército federal no estaba fuera de la cuestión. Por tanto, durante la noche del 15, Hood organizó una nueva Línearebelde a unas dos millas por detrás de la primera, que cubría solamente dos de los importantísimos senderos que podían proporcionarle una vía de escape hacia el sur. La izquierda rebelde estaba ahora anclada en la colina que sería después conocida por "Shy' s Hill", en honor al valiente coronel rebelde que combatió y murió allí. Más al este, la derecha confederada estaba establecida en Overton ' s Hill. Entre estas dos colinas, los agotados rebeldes trabajaron durante toda la noche, construyendo trincheras lo mejor que pudieron. En la izquierda rebelde, ahora al mando del teniente general B.F. Cheatham, las defensas se curvaban hasta el sur de Shy' s Hill para ofrecer alguna protección contra cualquier ataque de flanco federal. Sin embargo, los parapetos de la cima de Shy' s Hill estaban mal trazados: se hallaban situados tan atrás que los atacantes federales podrían utilizar la pendiente de la colina para cubrirse hasta el asalto final a unos 20

170

El campo de batalla

o

I

1 I

millas

fN

metros de las trincheras enemigas. Cuando la batalla se reemprendió el día 16, la derecha rebelde fue atacada primero, pero pudo repeler las tropas del mayor general James Steedman y el brigadier general T.J. Wood. Mientras tanto, en la izquierda rebelde, tropas federales desmontadas, avanzando desde el sur, habían empezado a amenazar la retaguardia de Cheatham. En el norte y noroeste, una considerable fuerza federal, al mando de los mayores generales J ohn Schofield y Andrew J. Smith, esperaba para lanzarse contra el enemigo. Al final de una tarde fría y húmeda, con apenas una hora de luz por delante, el brigadier general federal John McArthur, ansioso por atacar Shy' s Hill, informó a su oficial al mando, A.J. Smith, que a menos que oyera lo contrario, se pondría en marcha. Smith dio permiso con su silencio.

Línea del fren re _ confederado

2 I

NASHVILLE/2

El16 de diciembre, mientras empezaba a oscurecer, el brigadier general John McArthur ordenó a sus hombres que calaran bayonetas y se abstuvieran de gritar o darse ánimos hasta que hubieran tomado las forrificaciones rebeldes en Shys Hill (4). Preparándose para este asalto en la colina estaban los hombres de la división del mayor general confederado William B. Bate. Cuando los federales de McArthur avanzaron, prontO cayeron bajo el feroz fuego rebelde. Pero continuaron,

sin vacilar,

y prontO cayeron sobre una línea de tiradores rebeldes, a quienes hicieron huir o tomaron prisioneros.

Con las tropas de Schofield (2) avanzando colina arriba desde el oeste, los hombres de McAnhur, perdida ahora toda formación, rompieron la línea rebelde (3). El 37° Regimiemo de Tennessee del coronel William M. Shyaguamó valerosarnente mientras los federales los atravesaban, como al agua a través de una presa rota. Sin embargo, con los federales enardecidos por la perspectiva de la victoria, y la retaguardia confederada cada vez más amenazada por los soldados del mayor general James Wilson (1), sólo era cuestión de tiempo que la izquierda confederada se desplomase.

Mientras sus hombres caían ame el asal to federal, el coronel Shy recibió un disparo en la cabeza y murió. Poco después, la débil resistencia rebelde se evaporó y los hombres, llevados por el pánico, retrocedieron hasta Granny White T urnpike (5). Un oficial federal, que fue testigo de esta parte de la batalla desde sus propias líneas, escribió más tarde: "La falda de la colina estaba salpicada de soldados de azul que ascendían la pendiente, el maravilloso estampido de los mosquetes, los gritos extasiados, la multitud corriendo por su vida valle abajo ... "

Los vítores de sus jubilosos camaradas llegaron a los oídos de los federales apostados al este, y les inspiraron para renovar su ataque sobre la derecha rebelde. Esta vez, los hombres del mayor general Wood consiguieron romper la línea que hasta entonces les había eludido. Sólo una ordenada retirada conducida por el teniente general rebelde Stephen Lee salvó a la derecha rebelde del destino de sus camaradas de la izquierda.

Con las formaciones rebeldes de la izquierda rotas y corriendo hacia Franklin T urnpike (su única vía de escape restante], una acción de retaguard ia bien conducida por las tropas de Arkansas frenó el avance de los federales mientras empezaba a oscurecer. La persecución de los dispersos rebeldes fue llevada a cabo por las tropas de Wilson, que habían vuelto a montar en sus caballos. Sin embargo, no pudieron impedir que los restos del ejército de Hood alcanzaran el río Tennessee, que los rebeldes cruzaron diez días después de la batalla.

171

!le, donde exisua la posibilidad de poder arrancar una victoria contra las superiores fuerzas federales emplazadas allí. El 2 de diciembre, e! pequeño Ejército de Tennessee apareció ante las impresionantes fortificaciones de Nashville. Tras los baluartes, e! general Thomas organizaba frenéticamente a sus tropas. Los veteranos de Schofield y tres divisiones de! Ejército de Tennessee a las órdenes de! mayor general A. J. Smith formaban e! núcleo de este Cuerpo compuesto por 55.000 hombres, que incluía reclutas, convalescientes y negros. La caballería había sido colocada a las órdenes de! brigadier general James H. Wilson, a quien Grant había enviado al oeste para insuflarle nueva vida. Thomas quería esperar a que su caballería estuviera adecuadamente equipada antes de enviarlos a la ofensiva. Pero Grant lo instaba constantemente para que atacara a los confederados antes de que las tropas de Wilson estuvieran preparadas para montar una ofensiva. Thomas permaneció en su sitio hasta e! 9 de diciembre, cuando declaró que su caballería estaba lista para entrar en acción. Ese día, sin embargo, e! mal tiempo impidió cualquier movimiento. El 10 de diciembre, Thomas decidió en contra de un asalto inmediato. Grant, mientras tanto, se dejaba llevar por los nervios por e! ataque retrasado en Nashville, algo poco característico en él, y planeaba relevar a Thomas de! mando. Sin embargo, e! día 14, Thomas consideró que e! terreno era lo suficientemente firme para atacar al día siguiente. La línea rebelde formó una media luna de cuatro millas y media alrededor de los caminos de! sur de la ciudad. La derecha era dirigida por e! Cuerpo de B.F. Chearharn, que dominaba Murfreesboro y Nolensville Turnpikes, y la Nashville & Chattanooga Railroad: e! centro era ocupado por e! Cuerpo de S.D. Lee, cubriendo Franklin Turnpike; la izquierda era del cuerpo de A.P. Stewarr, y cubría Granny White Turnpike y Hillsboro Turnpike. Entre e! sendero de Hillboro y el río Cumberland se extendían tres millas de terreno protegido solamente por una línea de tiradores compuesta por 1.600 jinetes e infantes rebeldes. Thomas dirigió su atención hacia esta zona vulnerable. El comandante de la Unión propuso enviar al mayor general James B. Steedman y su división de soldados negros y de segundo grado contra la derecha de Hood para así crear una diversión, mientras la caballería de Wilson, e! Cuerpo de Srnith y e! 4° Cuerpo, dirigido ahora por e! brigadier general Thomas Wood, atravesarían la abertura entre e! sendero de Hillsboro ye! río, y caerían sobre la izquierda rebelde. El 23° Cuerpo de Schofield quedó en la reserva. Al amanecer del 15 de diciembre, una

172

Las comisiones sanitaria y cristiana En cuanto comenzaron las hostilidades, los civiles de! Norte y e! Sur (y sobre todo las mujeres) se dispusieron a hacer cuanto fuera posible por aliviar la situación de sus soldados. Pero, tras algunas vacilaciones iniciales, fue sólo e! Gobierno Federal e! que organizó adecuadamente este apoyo. En junio de 1861, se creó en Washington la Comisión Sanitaria para recaudar fondos privados y trabajo de voluntarios con e! propósito de mejorar la salud y la higiene en los campamentos de! ejército y en buscar en general e! cuidado y la comodidad de las tropas. Durante los cuatro años de guerra la Comisión Sanitaria creció hasta convertirse en una gran organización. Además de sus agentes en e! frente, que se encargaban de la higiene en los campamentos y entregaban "extras" a los solda-

dos, la Comisión se encargaba de los cuidados alimenticios, suministros médicos complementarios (a menudo vitales), hogares de recuperación para los heridos, alojamiento para las tropas en tránsito, un valioso directorio de todos los heridos en los hospitales de la Unión, y servicios de consulta gratis para todo e! personal militar y sus familias, y muchas más cosas. Mientras la Comisión Sanitaria cuidaba de! bienestar físico de los ejércitos de la Unión, la Comisión Cristiana se encargaba de! bienestar moral de los soldados. Formada en noviembre de 1861 por la Young Men: s Christian Association, los agentes de esta comisión se encontraban en todas las zonas de conflicto, en e! frente y en la reserva, distribuyendo biblias, libros de himnos y tratados religiosos, cuidando a los he-

NASHVILLE/3

ridos y administrando a los moribundos. Además, la Comisión Cristiana proporcionaba suministros hospitalarios, carretas de café, materiales de escritura y sellos gratis para los soldados, y bien nutridas salas de lectura en los campamemos permanemes. Esta organización, que operaba con contribuciones voluntarias, estimó un desembolso de más de un millón de dólaresen dinero y material entre 1861 y 1865. El Ejército de los Estados Confederados nunca disfrutó de cuidados tan bien organizados como los gozaron las fuerzas nordistas por medio de las Comisiones Sanitaria y Cristiana. Esto no quiere decir que los civiles del Sur no compartieran el mismo entusiasmo en el cuidado de sus soldados. Lo hacían, pero sus esfuerzosse mantuvieron a nivel local. Los cuarteles generales de campaña de las Comisiones Sanitaria y Cristiana de la Unión en Brandy Sration (abajo)y Germantown

(arriba, izquierda) respectivamen te, fotografiados por AJexander Gardner en

1863.

La izquierda rebelde se derrumba El Ejército de Tennessee del general rebelde John B. Hood general S.D. Lee se casi había sido aplasrado encargaba de la derecha. el 31 de diciembre, al Cuando la batalla se sur de Nashville, por las reemprendió durante la fuerzas del mayor tarde del día 16, la caballería federal del general federal George Thomas. Sin embargo, mayor general James en vez de retirarse, Wilson (6), que había Hood decididó rebasado la izquierda aguantar hasta el final. rebelde por el flanco, Formó por tanto una empezó a presionar a la nueva línea de batalla línea confederada desde más compacta que se la retaguardia. Mientras extendía desde la colina tanto, la artillería que luego sería unionista lanzaba una conocida por "Shy 's descarga devastadora Hill" (7) hacia el este, por delante del avance hasta Overton Hill (4). de las masas de hileras de infantería federal. El teniente general La derecha de la línea B.F. Cheerham, comandaba ahora la rebelde fue asaltada izquierda rebelde; el desde el este por los tenien te general A. P. hombres del mayor Srewarr dirigía el general James Steedman centro; yel teniente (3), y desde el norte por

las tropas del 4° Cuerpo del brigadier general T.J. Wood (2). Los confederados, sin embargo, pudieron aguan tar y rechazar estos ataq ues. Pero, a media tarde, Hood decidió tomar tropas de su izquierda pata refo rzar a Lee en el centro, a pesar del hecho de que Lee parecía capaz de aguantar por sí mismo. La debilitada ala izquierda, ya bajo el terrible fuego de la artillería federal, fue ahora atacada por la retaguardia por los hombres de Wilson, que avanzaban desde el sur, y por delante por la división del brigadier

general John McAnhur (1). A pesar de la valerosa resistencia de los hombres de Tennessee al mando del coronel William M. Shy, de la división de Bate, los confederados no pudieron resistir el ataque federal. Los rebeldes se dispersaron, y aquellos que pudieron conseguirlo se dirigieron a su única vía de escape: Franklin Turnpike (5)

Los federales atacan un reducto rebelde el15 de diciembre, primer día de batalla.

173

densa bruma impidió que las tropas de la Unión se pusieran en marcha a las 6 de la mañana, como quería Thomas. A las 8 roda estaba preparado, y los hombres de Sreedman iniciaron su demostración, manteniendo a Cheetharn ocupado durante el resro del día. Lee, en el centro rebelde, era amenazado por los cañones de la guarnición de Nashville y también estuvo ocupado. La acción real, por tanto, se concentró en el Cuerpo de Stewarr, en la izquierda de Hood, tal como quería Thomas. Los 12.000 soldados de caballería de Wilson atravesaron lentamente el barro, pero persiguieron de todas formas a los rebeldes dispersos ante ellos. El Cuerpo de Smirh, con el apoyo de Schofield, giró al oeste en Hills-

La épica marcha de Sherman El otoño de 1864, mientras e! general John B. Hood y su ejército confederado estaban ocupados con la invasión de Tennessee, e! mayor general William T. Sherman decidió continuar con su plan para devastar e! corazón de! Sur. "La marcha de Sherman hacia e! mar", como sería conocida, tenía la pretensión de hacer "aullar a Georgia". En otras palabras, Sherman pretendía destruir cuanto fuera posible de todo aquello que pudiera ser urilizado en e! esfuerzo de guerra sudista. También intentaba romper la moral civil. Tras destruir gran parte de Arlanta, Sherman se puso a la cabeza de 60.000 veteranos e! 17 de noviembre. Continuó en una marcha al sureste hasta la costa atlántica. Cortando deliberadamente sus comunicaciones con el Norte, Sherman declaró que sus hombres y él vivirían de la rica tierra agrícola que, hasta e! momento, no había sido tocada por la guerra. Durante un mes, este ejército, virtualmente sin resistencia, atravesó el estado en un frente de 60 millas de anchura, dejando detrás un sendero de destrucción. El general informó a Washington: "Calculo e! daño causado a Georgia y sus recursos militares en 100.000.000 de dólares, 20.000.000 de los cuales al menos han quedado para provecho nuestro y el resto simplemente es ruina y destrucción." El 22 de diciembre de 1864, la ciudad costera de Savannah, Georgia, cayó ante Sherman, quien envió este mensaje al presidente Lincoln: "Le suplico acepte como regalo de Navidad la ciudad de Savannah, con 150 cañones pesados y munición en abundancia; y también unas 25.000 balas de algodón." Lincoln quedó encantado.

174

NASHV1LLE/4

Forrajeadores federales saquean una plantación de Georgia duranre la marcha del mayor general William T. Sherman desde Arlanra a Savannah a finales de 1864. Los forrajeadores, que pretendían "hacer aullar a Georgia", eran, según un soldado de la Unión, "una fuerza escogida de cada regimiento, y eran famosos por su inteligencia, espíritu y astucia".

Soldados de la Unión (abajo) de las fuerzas de! brigadier general John McArthur asaltan las defensas rebeldes de Shy' s Hill durante e! último día de batalla, el 16 de diciembre.

boro Turnpike. A medio día, se habían unido con el Cuerpo de Wood para formar una línea de batalla continua de más de dos millas de longitud, atacando por el frente y el flanco la posición de Stewarr. Una cruenta lucha tuvo lugar po,r la tarde, y parte del apurado Cuerpo de Stewart empezó a ceder. La división rebelde del mayor general Edward Johnston fue transferida del Cuerpo de Lee para reforzar a Stewart en previsó n de un asalro general rebelde, Pero cuando el ataque se produjo a primeras horas del atardecer, los hombres de Johnston huyeron. Los únicos soldados rebeldes que permanecieron al oeste de Granny White Turnpike fueron los de la división del mayor general W B. Bate, desgajados del Cuerpo de Cheatham, y la brigada del brigadier general M.D. Ector, que aguantaban en una colina situada a dos millas al sur de la posición original de Stewart. Con tantos soldados federales de refresco, la situación de Hood era realmente peligrosa; sólo la oscuridad lo salvó del desastre, Los soldados de la Unión durmieron con las armas prestas esa noche, dispuestos a continuar persiguiendo al enemigo en fuga la mañana del día 16. Hood, sin embargo, estaba hecho de madera más dura y pasó la noche replegándose para unirse con Bate y Ector en una línea más corta y más fuerte a lo largo de Brentwood Hills, cubriendo sus dos únicas líneas de retirada restantes, en Granny White y Franklin Turnpikes. En su nueva disposición, el Cuerpo de Cheatharn quedó a la izquierda, el de Stewart en el centro, yel de Lee a la derecha. Al amanecer, los federales se encontraron frente a un enemigo atrincherado y ningún plan de operación. La mañana se invirtió en traer la artillería para bombardear la nueva posición de Hood y en preparar la infantería para un asalto. Mientras tanto, Wilson y su caballería habían rodeado la retaguardia izquierda rebelde y habían bloqueado Granny White Turnpike, A media tarde, la infantería federal lanzó un feroz ataque sobre la derecha de Hood, que empezó a reforzar este sector con tropas de la izquierda. Entonces, su debilitado flanco izquierdo recibió un ataque concertado y, a pesar de su valiente resistencia, se vio obligado a retroceder. Cuando se hizo esta abertura, lo que quedaba del Ejército de Tennessee empezó a retirarse a lo largo de Franklin Turnpike, el único camino que quedaba despejado. Las jubilosas tropas de la Unión los persiguieron hasta el río Tennessee, que los rebeldes cruzaron diez días más tarde. Thomas había doblegado la organizada resistencia rebelde en el oeste.

El resultado El antaño orgulloso Ejército de Tennessee fue destruido en la Batalla de Nashville. El ejército de la Unión del mayor general George Thomas, compuesto por unos 55.000 hombres, sufrió unas bajas mínimas cifradas en 3.000 hombres. Las cifras confederadas son difíciles de calcular, pero el general John B, Hood probablemente perdió unos 9.000 hombres, casi un tercio de sus fuerzas, estimadas en 30.000. De hecho, los rebeldes podrían haber sido aniquilados por

completo por las tropas del brigadier general James H. Wilson, que salió en su persecución. Sin embargo, una hábil acción de retaguardia a cargo de la infantería rebelde y la caballería del mayor general Bedford Forrest aseguró que los restos del destrozado ejército confederado pudieran cruzar el río Tennessee, diez días después de la batalla.

TOTALES Y PÉRDIDAS 8.000

o

TOTAL

D

MUERTOS

D

HERIDOS

D

CAPTURADOS

O DESAPARECIDOS

8.000

Five Forks 1 DE ABRIL, 1865

"Porfin hemos arrancado a la infantería enemiga de sus[ortificaciones, y esta es nuestra oportunidad para atacar. " MAYORGENERALPHILlPH. SHERlDAN,USA, antes de la batalla. DURANTEELFINALde la primavera de 1864, el general Robert E. Lee y el Ejército del Norte de Virginia libraron una serie de brillantes acciones en un intento por bloquear el avance unionista hacia Richmond, la capital de la Confederación. Causaron enormes bajas a una fuerza invasora que casi los duplicaba en tamaño, pero parecía que ningún precio de sangre era demasiado alto para el teniente general Ulysses S. Grant, el comandante en jefe federal. A pesar de sus enormes pérdidas, Grant continuó su avance, intentando que el Ejército del Potomac superara el flanco derecho de Lee. La segunda semana de junio, Grant había conseguido cruzar con éxito el río James por debajo de Richmond, y avanzaba ahora hacia Petersburg. Razonaba que si podía capturar esa ciudad, por la que pasaban la mayoría de los enlaces ferroviarios de Richmond con el resto del Sur, la capital debía sucumbir. Pero Lee, una vez más, consiguió estropear sus planes. Dirigió a sus 40.000 soldados a las defensas emplazadas alrededor de Petersburg justo a tiempo para reforzar las dos divisiones del general P.G.T. Beauregard y detener el avance unionista hacia las vías férreas. Grant intentó abrirse paso con asaltos frontales, y fue rechazado a sangre y fuego; incluso intentó abrir una brecha en las líneas confederadas con una enorme mina. Luego se decidió por tácticas de asedio. Excavó trincheras y reductos frente a las fonificaciones del enemigo y empezó a ampliarlas, calculando que la línea de la Unión pronto sería demasiado larga para que Lee pudiera hacerle frente con sus limitados recursos. Con el paso del tiempo, los dos atrincheramientes opuestos cubrieron un arco de 35 millas de longitud, extendiéndose desde el noreste de Richmond al sureste de Petersburgo Sólo la llegada del invierno impidió que Grant pusiera a prueba su plan de acción; pero, como Lee comprendía plena176

mente, era un plan que a la larga estaba destinado a tener éxito. En marzo de 1865, nueve meses después de que empezara la guerra de trincheras, Lee intentaba pensar desesperadamente en una forma de sacar a su ejército de la posición insostenible donde se encontraría cuando el tiempo empeorara. Grant, que estaba a punto de recibir refuerzos del mayor general Philip H. Sheridan y su Cuerpo de caballería, descansados tras una victoriosa campaña en el Valle del Shenandoah, reemprendió su

movimiento hacia el oeste, alrededor de Petersburg. Lee, que apenas unas semanas antes había sido ascendido, tardíamente, a comandante en jefe de todas las fuerzas de tierra confederadas, vio un sólo curso de acción abierto: tenía que romper la tenaza federal y moverse al sur para unirse con e! ejército de Carolina del Norte del general Joseph E. johnston, que intentaba frenar e! avance unionista de! mayor general William T. Sherman. Juntos, Lee y johnston tal vez podrían derrotar a Sherman, y luego volverse contra Grant. Las posibilidades de que un plan así tuviera éxito eran escasas, pero era la única opción factible abierta al comandante rebelde. Lee, por tanto, propuso montar un potente ataque sobre las líneas de la Unión en Fort Steadman, al este de Petersburg; los rebeldes romperían las líneas y cortarían las vías férreas militares en la retaguardia, por la que pasaban los suministros para e! flanco izquierdo de! ejército de la Unión. Calculó que entonces Grant no tendría otra alternativa sino hacer retroceder a su izquierda expuesta, dejando e! camino despejado para que e! Ejército del Norte de Virginia marchara hacia el sur. Poco antes de! amanecer del 25 de marzo, el Cuerpo del mayor general John B. Gordon tomó a los federales por sorpresa y atacó Fort Steadman. No obstante, e! ataque estuvo mal coordinado y Gordon se retiró con grandes bajas tras un fuerte contraataque federal. La mejor esperanza de Lee había sido destruida. Mientras tanto, en las líneas de la Unión, Grant terminaba los últimos toques de su plan para reemprender sus esfuerzos de estirar la línea confederada hasta su punto de ruptura. El 29 de marzo, el 2° Cuerpo, a las órdenes del mayor general Alexander A. Humphreys, y e! 5° Cuerpo, al mando de! • mayor general Gouverneur K. Warren, empezó a avanzar hacia la extrema derecha de la posición de Lee. Mientras tanto, los 12.000

Hermanos divididos

PHILIP HENRY SHERIDAN

GEORGE EDWARDPICKETT

(1831-88)

"Litde Phil" Sheridan, que dirigió a los federales a la victoria en Five Forks, fue uno de los más jóvenes y exitosos generales de la Unión. Natural de Albany, Nueva York, de padres irlandeses, Sheridan se graduó en West Point en 1853, y sirvió tanto en infantería como en caballería. Teniente al principio de la Guerra Civil, su primer mando de campaña en mayo de 1862 fue como coronel del 20 de Caballería de Michigan. A partir de entonces, su ascenso en el escalafón fue rápido. En julio de 1862 Sheridan era ya brigadier general; en septiembre fue nombrado comandante de infantería del Ejército del Ohio (pronto rediseñado como Ejército del Cumberland). Luchó bien en las batallas de Perryville y Stones River, y fue ascendido a mayor general por sus servicios. En 1863, Sheridan se labró un nombre al atacar Missionary Ridge con su división del 40 Cuerpo durante la campaña de Chattanooga. Tras su éxito contra la caballería del general ].E.B. Stuart en YellowTavern en mayo de 1864, Sheridan fue elevado a jefe del Ejército del Shenandoah, y expulsó a los rebeldes del fértil Valle del Shenandoah antes de asolarlo. Volvió a unirse al ejército de Grant en marzo de 1865 y, después de Five Forks, ayudó con su caballería a asegurar la rendición del general Roben E. Lee y su Ejército del Norte de Virginia en Appomattox Court House.

(1825-75)

I

nmortalizado por los historiadores por la sangrienta pero inútil carga que dirigió en Gettysburg el 3 de julio de 1863, Pickett dirigió al ejército rebelde derrotado en Five Forks. Natural de Virginia, Pickett se graduó en West Point en 1846, siendo el último de su clase. Se unió a la infantería, sirvió en la Guerra Mexicana, y actuó contra los indios en la frontera. Pickett no renunció a su capitanía en el Ejército de la Unión hasta finales de junio de 1862, más de dos meses después del estallido de la Guerra Civil. Fue nombrado coronel en el Ejército de los Estados Confederados y prestó servicios en el norte de Virginia. En febrero de 1862, Pickett fue ascendido a brigadier general y condujo a la Virginian Gamecock Brigade en acciones contra el ejército nordista de McClellan en la península esa primavera. Combatió en Williamsburg, Seven Pines, y también Gaine's Mili, donde recibió una grave herida en el hombro. En octubre de ese año, fue ascendido a mayor general, y comandó una división en Fredericksburg en diciembre. En septiembre de 1863, dos meses después de Gettysburg, fue ombrado comandante del Departamento de Virginia y Carolina del Norte, llevándose consigo su masacrada división para que descansara y fuera reconstruida. A finales de mayo de 1864, Piekett y sus tropas volvieron con el Ejército del Norte de Virginia y lucharon con él desde el río North Anna hasta Petersburg. El 1 de abril de 1865, Pickett perdió la Batalla de Five Forks, que precipitó la caída de Richmond y la rendición de Lee en Appomattox Court House ocho días más tarde.

177

EL INSPIRADO ATAQUE DE SHERIDAN

En la primavera de 1865, el general Robert E. Lee, asediado por el poderoso ejército federal en Perersburg, sabía que la única esperanza para la Confederación se encontraba en que pudiera librarse de la tenaza unionista y reunirse con el ejército del general 10e johnston en Carolina del Norte. Para el agotado y hambriento Ejército del Norte de Virginia de Lee, la esperanza era escasa, sobre todo después de que fracasara una salida del general john B. Gordon contra las líneas federales el 25 de marzo. El teniente general Ulysses S. Grant respondió al movimiento de Lee enviando al general Philip Sheridan y su caballería a rebasar el flanco derecho rebelde y capturar la vital South Side Railroad, que suministraba a Petersburg. Lee, sin embargo, anticipó esta maniobra y envió al mayor general George Pickett con cinco brigadas para repeler la amenaza. Tras un contratiempo el 30 de marzo en Dinwiddie Court House, Sheridan, ahora con el apoyo del 5° Cuerpo del mayor general Gouverneur K. Warren, se puso en marcha al día siguiente para atacar la línea rebelde trazada alrededor de las encrucijadas de Five Forks.

178

Las fuerzas de Pickett estaban seguramente atrincheradas a lo largo de la parte norte de White Oak Road, que atravesaba Five Forks, con su flanco izquierdo protegido por atrincheramientos levantados en ángulo recto a la carretera. La imención de Sheridan era romper esta parte curvada de la línea rebelde, conocida como el Ángulo, y luego atacar por la retaguardia las defensas rebeldes. El día del ataque, los hombres de Warren fueron lentos al formar. Pero, a eso de las 4 de la tarde del 1de abril, el avance se puso en marcha: a las 3.20, los confederados se desmoronaban bajo el feroz ataque nordista. El primer objetivo del ataque de Sheridan era la curva al norte, el ángulo de 90° (1) formado por el flanco izquierdo de Pickett. De las tres divisiones del 5° Cuerpo enviadas para encargarse de la izquierda rebelde, sólo la pequeñísima división (2) del brigadier general R. B. Ayres estuvo en el lugar adecuado. Las del brigadier general Samuel Crawford y el brigadier general Charles Griffin (que reemplazaría a Warren antes de que

term inara el día) se unieron tan pronto como se les señaló la dirección adecuada. Poco antes del ataque federal al Ángulo, Sheridan (3) cabalgó de un lado a otro mostrando un estandarte rojo y blanco, luego dirigió a sus hombres en una carga contra los paraperos en una osada muestra de liderazgo. Por contraste, Pickerr disfrutaba de un pastel de sábalo lejos de la escena de la lucha. Sin embargo, el sonido de los disparos le hizo correr de vuelta con sus hombres. La línea de Pickett fue forzada a lo largo del lado norte de White Oak Road (4), a una milla a cada lado de la encrucijada de Five Forks (5). Su centro y derecha estaban defendido por los cañones (6,8) del joven prodigio coronel artillero William Pegram, de 23 años, que fue mortalmente herido ese día.

Cuando Pickerr llegó, encontró que rodas sus defensas eran atacadas. El centro rebelde se enfrentaba a cuatro divisiones de jinetes federales desmontados que emergían de los bosques armados con • carabinas de repetición Spencer, avanzando y disparando en orden abierto. Este asalro frontal complementaba el ataque de flanco del 5° Cuerpo, sometiendo a los confederados a una intensa presión.

Mientras tanto, a su derecha, los rebeldes recibían el ataque de una carga montada realizada por el mayor general George Custer y dos brigadas de su Tercera División de Caballería (7); los confederados no pudieron resistir el feroz ataque federal y huyeron o fueron capturados. A estas alturas, las filas



de prisioneros rebeldes habían aumentado de los 1.500 capturados en el Ángulo a unos 5.000. Las ropas de Pickett habían sido aplastadas.

FIVE FORKS/2 El campo de batalla

~ ~

'"

• •



~



iF·

i¡.

• o

A pesar de su resonante victoria y el júbilo de sus hombres, Sheridan lamentó no haber tomado la Sourh Side Railroad (la cruciallínea de suminisrros rebelde con Perersburg) ese mismo día. Para el general Lee, ahora resignado a la caída de Perersburg y

Richmond,la derrora en Five Forks señaló el momento de hacer un úlrimo esfuerzo por conservar el Ejército del Narre de Virginia como fuerza de combare creíble. Se reriraría y rrararía de enlazar con los hombres del general Joe johnsron en Carolina del Narre.

179

hombres del Cuerpo de caballería del mayor general Sheridan se dirigieron aún más al oeste con la idea de rebasar el flanco rebelde y capturar la South Side Railroad, la única línea de suministros del oeste restante. Esa noche cayó una lluvia torrencial que convirtió al campo en un pantanal e hizo que los movimientos de las tropas fueran enormemente difíciles. Lee, que había previsto el intento de Grant por el flanco, dirigió gran parte de su infantería y caballería a su derecha. El 31 de marzo, los rebeldes atacaron a Warren en White Oak Road, cerca de Burger ' s Mills, infligiendo grandes bajas a los federales antes de retirarse al refugio de las trincheras dado el número superior de sus enemigos. Mientras esta acción tenía lugar, una amenaza más seria para el Ejército del Norte de Virginia se desarrollaba al oeste. Sheridan, cada vez más impaciente por los retrasos causados por la lluvia, dejó su campamento en Dinwiddie Court House, situado a unas seis millas al suroeste de la infantería federal más cercana. Se dirigía al norte, a una importante encrucijada de caminos llamada Five Forks, más allá de las fortificaciones del ala derecha confederada, y en ruta directa a la vital South Side Railroad. Lee, con su habitual perspicacia, envió rápidamente a Five Forks una fuerza mixta de caballería e infantería estimada entre 7.000 y 10.000 hombres al mando del mayor general George E. Pickett, famoso después de su acción en Gettysburg, con las siguientes órdenes: "Mantenga Five Forks a toda costa. Proteja la carretera a Fords Depot e impida que las fuerzas de la Unión ataquen la Sourh Side Railroad". Pickett se enfrentó con las tropas de Sheridan cuando se dirigía a Five Forks y, tras una dura lucha, consiguió hacerlos retroceder hasta Dinwiddie Court House. Sheridan, que esperaba el apoyo de un Cuerpo de infantería, no se dejó desanimar por los sucesos del día. Anhelaba ya la llegada del -:líasiguiente y la perspectiva de una victoria. Este diminuto y fiero general dijo a uno de sus oficiales de estado mayor:

Cuerpo a Sheridan, Grant le dio permiso para relevar a Warren sumariamente si no se encontraba satisfecho con su actuación. El 1 de abril (el Día de los Inocentes para los anglosajones), encontró a Sheridan de mal humor. Warren no había llegado como esperaba, pues había partido tarde y encontró serios obstáculos que le retrasaron por el camino. Sheridan vio' que la oportunidad de aislar a Pickett se esfumaba. A primeras horas del sábado por la mañana, los confederados empezaron a retirarse de Dinwiddie Court House para tomar posiciones en las trincheras abiertas a lo largo de la White Oak Road en Five Forks. La línea de Pickett ocupaba la parte norte de la carretera durante aproximadamente una milla a cada lado de la intersección, con el flanco izquierdo extremo curvado para impedir que fuera rebasado. La caballería estaba estacionada en cada ala. Pickett debía sentirse enormemente confiado en la fuerza de su posición, pues dejó el campo para disfrutar de un pastel de sábalo con algunos amigos en la retaguardia. Mientras tanto, Warren no se reunió con Sheridan hasta las 11 de la mañana. A SheriLa persecución Lee hasta Appomatox

180

"Esta batalla debe ser librada y ganada antes de la puesta de sol. Todas las condiciones pueden haber cambiado por la mañana. Sólo nos quedan unas pocas horas de luz. Mi caballería agota rápidamente sus municiones y si el ataque se retrasa mucho más tiempo, puede que no les quede ninguna." Finalmente, a las 4 de la tarde, comenzó el ataque, pero tampoco se produjo según lo planeado. De las tres divisiones de Warren, sólo la del brigadier general R.B. Ayres se movió en la dirección adecuada para entablar contacto con la izquierda rebelde, y los oficiales del estado mayor tuvieron que correr tras las otras dos divisiones para corregir su línea de marcha. Cuando los hombres de Ayres abrieron fuego, también lo hicieron los soldados de Sheridan (muchos de los cuales

de T ras la evacuación de la capital confederada, e! general Robert E. Lee ordenó que las fuerzas rebeldes (1,2,3,4) que cubrían Richmond y Petersburg se encontraran en Arnelia

"Estas fuerzas de Pickett corren más peligro que yo. Si yo estoy aislado del Ejército del Potornac, ellos están aislados del Ejército de Lee, y no se debe permitir que ninguno de sus hombres regrese con Lee." Sheridan, que había sido nombrado comandante del Ejército del Shenandoah al servicio del Ejército del Potomac, quería la ayuda del 6° Cuerpo del mayor general Horario G. Wright, que había luchado con él en el Valle del Shenandoah y conocía su forma de actuar; pero ahora se encontraba demasiado lejos, y Sheridan tuvo que contentarse con el 5° Cuerpo de Warren. Al entregar el 5°

dan le pareció que Warren tardaba demasiado tiempo en preparar a sus tropas para un ataque sobre el ángulo formado por la sección rehusada de la izquierda confederada. A medida que pasaban las horas y sus soldados se batían en escaramuzas con el enemigo, Sheridan se irritó:

N

o

I

*

10 milla, I

Court House a unas 30 millas a! oeste. Lee había planeado dirigirse a! sur y reunirse con las tropas de! general [oe Johnsron en Carolina de! Norte, pero los federales ya le bloqueaban e! camino,

así que el comandante confederado se vio obligado a marchar hacia e! oeste. Para cortar e! paso a Lee, e! teniente general Ulysses S. Grant ordenó que e! mayor general

FIVE FORKS/3 Los federales del 5° Cuerpo del mayor general Gouverneur K. Warren, cuyo estandarte puede verse en la bandera del centro, ejecutan un inspirado ataque sobre el flanco izquierdo del mayor general George Pickett en Five Forks. El ataque de la Unión sobre esta posición fue al principio repelido por el feroz fuego rebelde. Pero los federales fueron pronto arengados e inspirados por su comandante, el mayor general Philip Sheridan, que "cabalgó de un lado a otro de la línea, agitando su bandera, sacudiendo el puño, animando, amenazando, rogando, maldiciendo, la misma encarnación de la batalla".

Philip Sheridan y su caballería (5) persiguieran y acorralaran a los rebeldes hasta que llegara la infantería de la Unión para terminar el trabajo. Tras Sheridan marcharon

las tropas al mando del mayor general George Meade. En el sur, Granty dos Cuerpos (6) a las órdenes del mayor general Edward Ord se dirigían hacia el oeste en una ruta paralela.

Sin embargo, para entonces, el hambre yel cansancio las traban a los restos del ejército de Lee. La moral de los rebeldes se hundió aún más cuando llegaron a Amelia Court House y

descubrieron que las raciones que esperaban no habían llegado. Una infructuosa búsq ueda de víveres les hizo perder dos días preciosos, y permitió que grandes Cuerpos de la Unión los alcanzaran. Lee continuó hacia el oeste el 5 de abril. Al día siguiente, el ejército rebelde, reducido ahora a dos alas al mando de los tenientes generales James Longstreet y R.S. Ewell, sufrieron un golpe mortal: las tropas de Ewell fueron interceptadas en Saylers Creek (7) y, en la lucha que siguió contra una poderosa fuerza federal, la mayoría de los rebeldes se convirtieron en prisioneros de guerra. Nuevos combates se entablaron el 7 de abril cerca de Cumberland Church (8), lo que costó a Lee medio día en su carrera en busca de suministros, que esperaban ahora en Appomattox Sration (9). Pero tenían pocas esperanzas de alcanzar esa última línea vital antes

que la veloz caballería de Sheridan. Esa noche, Grant escribió a Lee pidiéndole que se rindiera. Aunque Longstreet se opuso, Lee pidió a Grant sus, términos, pues no quería capitular. Entonces, e18 de abril, las rropas del mayor general George Custer capturaron los trenes de alimentos rebeldes en Appornatrox Station y atacaron el campamento enemigo en Appomattox Court House. Más tropas de la Unión llegaron, rodeando virtualmente a los confederados. La noche del día 8, Lee convocó a sus generales para discutir lo que el mayor general John Gordon llamó "lo largamente temido e inevitable". Se decidió, sin embargo, que habría un último intento por atravesar las líneas de la Unión. Al día siguiente, Gordon dirigió el último ataque realizado por el Ejército del Norte de Virginia. Cuando pidió

refuerzos, Lee supo que no había ninguno que ofrecer, y una bandera de tregua fue enviada a las líneas de la Unión con un mensaje solicitando una entrevista con Grant para disponer los términos de la rendición. Más tarde, en su alocución de despedida a las tropas, Lee dijo a sus hombres que se veía "obligado a rendirme ante abrumadores números y recursos" para "evitar un sacrificio

inútil". La guerra de desgaste de Grant había logrado finalmente sus frutos.

181

luchaban desmontados), mientras avanzaban sobre e! centro y la derecha de Pickert, A medida que las descargas confederadas aumentaron y la división de Ayres empezó a flaquear, Sheridan llegó al galope, arrancó a un sargento su estandarte rojo y blanco, y cabalgó de un lado a otro de la línea, agitándolo ante su cabeza y haciendo todo lo posible por inspirar a la infantería de la Unión para que se lanzara a la batalla. Los federales aclamaron al malhablado e intrépido general, y le siguieron en una carga que rebasó las trincheras rebeldes y quebró e! flanco izquierdo de Pickett. Con la caballería de la Unión atacando por e! frente, y un

Cuerpo completo de infantería llegando por la izquierda y la retaguardia, la defensa confederada se desintegró. Ni siquiera en e! calor de la batalla Sheridan olvidó, ni perdonó, la lentitud de Warren. Cuando encontró al brigadier general Charles Griffin, e! comandante de división de más edad de! 5° Cuerpo, Sheridan le entregó e! mando. Warren, sorprendido, recibió la noticia de presentarse ante Grant. Mientras caía la tarde, Sheridan se encontró en posesión de la importante encrucijada de Five Forks y de unos 5.000 prisioneros confederados, con e! camino hacia South Side Railroad despejado. Su único pesar fue

Con los sables preparados, dos brigadas de la Tercera División de Caballería del mayor general George A. Custer atacan la extrema derecha confederada en Five Forks el l de abril.

oscuridad reinante". Cuando los federales llegaron al día siguiente, ayudaron a restaurar el orden y apagaron los incendios que habían consumido más de 700 edificios, como los que se muestran arriba y a la derecha.

182

Durante la evacuación de Richmond la noche del 2 de abril, los incendios que habían comenzado con la destrucción de arsenales, fábricas y factorías se extendieron a otras partes de la ciudad, que se convirtió en "una llamarada de día entre la

no haber capturado también la vía férrea ese día. Grant, al oír la buena noticia, ordenó un asalto general en toda la línea rebelde para e! 2 de abril. Lee, por fin, había sido forzado al límite, y e! Ejército de! Norte de Virginia tenía sus días contados. Ese aciago domingo, las trincheras de Petersburg cayeron, y Lee comunicó al gobierno confederado que Richmond tendría que ser evacuada. Se retiró con e! resto de sus tropas al oeste, siempre con la esperanza de poder girar al sur para reunirse con e! general Joe Johnston. Pero no iba a ser posible.

FIVE FORKS/4 Proyectiles de cañón son apilados enrre la devastación del patio del arsenal de Richmond, destruido duranre la evacuación de la ciudad. U n soldado rebelde anotó que la noche del 2 de abril "cientos de bombas explotaron en el aire y enviaron su lluvia de metralla al suelo". Al

El resultado La Batalla de Five Forks implicó a relativamente pequeñas proporciones del Ejército del orre de Virginia y el Ejército del Potomac. Las cifras son difíciles de calcular, pero los confederados puede que ruvieran un total de 10.000 hombres, con bajas totales (la mayoría de las cuales fueron prisioneros) de la mitad de ese número. Las fuerzas de Sheridan .contaban con 25.000 efectivos, y sufrieron unas 2.000 bajas. Siete días más tarde, los restos del ejército de Lee fueron rodeados por poderosas fuerzas de la Unión en Appornartox COUft House, a unas 60 millas al oeste. Lee, tras decir que prefería morir mil veces ames que hacer lo que estaba haciendo, envió una bandera de tregua a Grant con la petición de que se reuniera con él para discutir los términos de la rendición.

fondo se ven los restos de la fábrica de papel Franklin.

TOTALES Y PÉRDIDAS

ALREDEDOR DE /5.000 ~

L----J D

ALREDEDOR DE 10.000

TOTAL 4.000

O

ALREDEDOR DE 25.000

183

La rendición en

Appomattox 9 DE ABRIL, 1865

"Con gran dolor anuncio a Su Excelencia la rendición del Ejército del Norte de Virginia. )) GENERALROBERTE. LEE, en un informe al PRESIDENTE]EFFERSON DAVIS

EL GE ERALROBERTE. LEE rindió los restos del Ejército del Norte de Virginia al teniente general Ulysses S. Grant la tarde del domingo 9 de abril de 1865. Lee explicó por qué hizo esto en un informe al presidente ]efferson Davis: "Consideré que este resulado era el mejor dadas las circunstancias que nos rodeaban. La mañana del día 9, según los informes de los oficiales de ordenanza, había 7.892 infantes organizados con armas, con una media de 75 disparos por hombre; la artillería, aunque estaba reducida a 63 piezas con 93 rondas de munición, era suficiente. Esto comprendía todo lo que pudo encontrarse en el Estado de Virginia. No ten-

184

go ningún informe preciso sobre la caballería, pero creo que no pasaba de 2.100 hombres efectivos. El enemigo quintuplicaba nuestro número. Si hubiéramos podido resistir un día más habría sido con gran sacrificio de vidas, yal final la rendición no se habría podido evitar tampoco. No teníamos alimentos para hombres ni monturas, ni podía encontrarse nada en la región." Las formalidades de la rendición de lo que amigos y enemigos por igual reconocían como las mejores fuerzas recopiladas por el Sur tuvieron lugar en el salón de la casa de Wilmer McLean en el poblado de Appomattox Court House, Virginia, simplemente

porque era la habitación más cómoda disponible. Lee, acompañado solamente por el coronel Charles Marshall, su secretario militar, llegó primero. Los dos estaban resplandecientes con sus uniformes de gala, pero no por ninguna sensación de espectáculo: cuando tuvieron que deshacerse de su equipaje en la retirada, se cambiaron a sus mejores ropas, así que era todo lo que tenían para ponerse. Por contraste, Grant y sus oficiales iban en uniforme de campaña. Alzando sus mosquetones invertidos, e! Cuerpo de! teniente general Richard S. Ewell se rinde después

de la Batalla de Sayler 's Creek e! 6 de abril de

1865.

El coste de la guerra En términos de vidas humanas, la Guerra Civil esel conflictomás costoso en e! que se han enzarzadolos americanos. Los Estados Unidos y 103 EstadosConfederados tenían, entre ambos, unapoblaciónde 32.300.000 habitantes. Entre 1861y 1865 el Norte y e! Sur movilizaron, respectivamente,2.777.304 y 1.400.000 hombres, cuyamediade edad estaba ligeramente por debajode los 26 años. De ese número, murieron másde 600.000 hombres: 360.222 federales y unos258.000 rebeldes. Si estas cifras se comparan con los americanos muertos en la Segunda GuerraMundial (407.316 de una población de 133.400.000 habitantes) o Vietnam (unos 55.000 de una población de 208.600.000), e! enormesacrificiode esta "Guerra de Hermanos" sehaceinmediatamente aparente. Y las terribles estadísticasse completan cuando se añaden 471.000heridos a los más de 600.000 muertos. Desdeel punto de vista financiero, se calcula que los cuatro años de conflicto costaron a la Confederacióncuatro mil millones de dólares, y alaUnióncuatro vecesesa cifra. Más de la mitad de! gasto de guerra de la Uniónse pagó después de que las hostilidades hubierancesado:en forma de pensiones a los veteranosy sus familias. En 1910, los gastos de la Guerra Civil del gobierno americano alcanzabanlosonce mil quinientos millones de dólares, ylacifratodavía estaba en alza. El último veterano de la Unión murió en 1956,aunque más de 3.000 viudas de soldados nordistaspermanecieron en los libros del gobierno.En 1958 (sólo tres años antes del centenariodel estallido de la Guerra Civil), se aprobó una leyespecialque permitía a los dos soldados confederadossupervivientes, y a 526 viudas de soldadossudistas, recibir pensiones federales.

Los términos de Grant, que Lee aceptó, fueron los siguientes: "Se harán por duplicado listas de todos los oficiales y hombres, una copia se entregará a un oficial designado por mí, la otra la conservarán el oficial u oficiales que usted designe. Los oficiales darán su palabra de no alzarse en armas contra el Gobierno de los Estados Unidos hasta que sean adecuadamente repatriados, y cada comandante de compañía o regimiento firmará una declaración jurada similar por los hombres a su mando. "Las armas, artillería y propiedades públicas serán apartadas y almacenadas y entregadas a los oficiales nombrados por mí para recogerlas. "Esto no comprenderá las armas de cinturón de los oficiales, ni sus caballos privados ni su equipaje. Una vez hecho esto, se permitirá a cada oficial y soldado regresar a su casa y no serán molestados por las autoridades de los Estados Unidos mientras cumplan su palabra y la leyes allá donde pudieran residir. " Además, después de que Lee le comunicara que sus jinetes y artilleros eran dueños de sus propios caballos, Grant hizo una concesión y les permitió conservar sus monturas:

"Comprendo que la mayoría de los hombres son pequeños granjeros, y como el país ha sido saqueado por los dos ejércitos, es dudoso que puedan plantar una cosecha que los sustente a ellos y sus familias el próximo invierno sin la ayuda de los caballos que ahora montan ... " Lee le respondió: "Esto tendrá e! mejor efecto posible sobre los hombres. Será muy gratifican te y hará mucho por la conciliación de nuestro pueblo". Y, en otro gesto de generosidad hacia los sudistas, Grant ordenó que se repartieran inmediatamente 25.000 raciones entre sus filas. Cuando se hizo e! recuento, se descubrió que e! Ejército de! Norte de Virginia constaba de 27.805 oficiales y hombres, comparado con e! cálculo de Lee de 10.000 efectivos. La diferencia entre la cifra del comandante rebelde y e! recuento fue comentada después por e! brigadier general A.L. Long, ECA: "Se advertirá que parece existir una gran discrepancia... Esta diferencia es fácilmente explicable. De infantería efectiva, con armas y en condición de lucha, había menos de 8.000 hombres, junto a unos 2.000 de caballería. El resto de los hombres bajo juramento

El mayor general George A. Custer promulgó esta Orden de Felicitación a su división de caballería para recalcar su contribución a la rendición del Ejército del Norte de Virginia e19 de abril de 1865.

185

Robert E. Lee

~J.73 ~

~~'

~

'l~

fty~

~ ~~--'

~

.A&-~7~t/~~~~ k ~ -:t ~

---------~

~~-v,

~

~

/-~-"-'

~~~~~-~~~~

~~~~~~~~ ~

;;6-

~~~~~~'

,

~

dJ ~~

~

~~.J--y

~

~

c-.-J

~

~;zb-,~~r~~~~

~

~,.¿

c;..:== ~

~

~d:;;~ .